México DF. Cuatro hombres fueron decapitados y colgados de un puente sobre una autopista de una popular localidad de descanso al sur de la ciudad de México, dijeron el domingo autoridades locales, en un nuevo episodio de intimidación de la guerra entre cárteles del narcotráfico.

La policía de Cuernavaca, ciudad ubicada 80 kilómetros al sur de la capital mexicana, encontró los cadáveres semidesnudos y colgados de los tobillos con una cuerda plástica.

Los cuerpos también carecían de genitales y del dedo índice, precisó un reporte de la Procuraduría General de Justicia del estado de Morelos.

A un lado de la autopista cerca del puente, se encontró un mensaje escrito sobre cartulina donde se señalaba a las víctimas como colaboradores del capo Edgar Valdez Villarreal, conocido como "La Barbie", junto a los órganos mutilados.

Edgar Valdez es un fuerte contendiente para tomar el liderazgo del cártel de los Beltrán Leyva, acéfalo desde que su jefe Arturo Beltrán Leyva murió en diciembre en un enfrentamiento con infantes de marina en esta misma ciudad.

El mensaje estaba firmado con la sigla C.P.S. referida al Cártel del Pacífico Sur, uno de las organizaciones que se disputan el control del tráfico en esta zona del país.

Según las autoridades, aunque los cadáveres aún no han sido identificados, se presume que serían de jóvenes relacionados al comercio de drogas al menudeo.

Tras la muerte de Beltrán Leyva, Cuernavaca -conocida como la ciudad de la eterna primavera, por su clima cálido y las flores que adornan sus hoteles y lujosas casas de descanso- ha sufrido un notorio incremento de la violencia, que ha atemorizado a sus residentes y ha atenuado su agitada vida nocturna.

Cuernavaca y el célebre balneario de Acapulco se ubican en una zona clave de tránsito de la cocaína proveniente de Sudamérica con destino a Estados Unidos.

Unas 28.000 personas han sido asesinadas desde que el presidente Felipe Calderón asumió en diciembre de 2006 y lanzó operativos con policías y militares para combatir a estas bandas.