Las consecuencias por la salida de Cuauhtémoc Cárdenas del PRD comenzaron a exhibirse. Amalia García -fundadora del partido- reconoció que el instituto político debe llegar a una nueva transformación, pues de lo contrario “seguramente muchos estarán, muchos estaremos y me incluyo, en una reflexión de la ruta que se deberá tomar”.

En Veracruz se dieron las primeras bajas, el ex diputado, Juan Vergel, presentó su renuncia; el diputado federal Uriel Flores Aguayo está en la etapa de análisis de posible renuncia, pues el argumento es que lo hecho con Cárdenas Solórzano fue “parricidio”.

En el partido se prevén salidas de militantes o liderazgos. Actualmente, hay 11 expresiones políticas perredistas que mantenían el apoyo a Cárdenas Solórzano, aunque hay líderes que históricamente se han considerado cardenistas, entre ellos se encuentran Leonel Godoy, e xgobernador de Michoacán; Armando Quintero, Agustín Guerrero, así como el senador Alejandro Encinas.

Cabe mencionar que de los liderazgos fundadores del PRD aún se mantienen en el instituto político Ifigenia Martínez y Amalia García, pues el extinto Gilberto Rincón Gallardo, Porfirio Muñoz Ledo y ahora Cuauhtémoc Cárdenas abandonaron -cada uno en año distinto- las filas perredistas.

La corriente Izquierda Democrática Nacional, impulsora de Cárdenas Solórzano, descartó salidas de perredistas integrados en esta expresión política. René Bejarano, líder de la corriente, informó que el 6 de diciembre celebrarán su Congreso, en el cual el llamado es no abandonar las filas del PRD.

Ayer por la mañana, Cuauhtémoc Cárdenas anunció que no participará o se unirá a otro partido político, sólo se mantendrá en las causas sociales, las cuales dieron, en su momento, origen al Sol Azteca.

“Estoy fuera de la vida partidaria, pero no de las causas por las que he venido luchando. Seguiré en la vida pública, pero fuera de la vida partidaria”.

Ante la posibilidad de que otros militantes perredistas deserten, el líder moral pidió “no estoy pidiendo a nadie ni que me imite ni que no me imite. Cada quien tiene sus propias circunstancias y en función de ellas toma sus decisiones y asume sus responsabilidades”.

Amalia García, fundadora del partido, advirtió que el partido se tiene que transformar, pues en caso contrario “seguramente habrá muchos más y habremos muchos más que reconsideraremos si es pertinente mantenerse en esta fuerza política o no”.

La corriente que encabeza Foro Nuevo Sol difundió un pronunciamiento ante la salida de Cuauhtémoc Cárdenas, en donde aclaró no compartir la decisión del líder moral, al abandonar las filas perredistas, aunque está de acuerdo con la crítica que motivó la separación.

“El PRD no puede continuar por la ruta actual. Es necesario que las corrientes de opinión dejen de ser grupos de presión. Es necesario que el partido vuelva a la discusión de ideas y proyecto, por encima de la pugna por espacios y cargos”.

Ayer, Cuauhtémoc Cárdenas aseguró que la renuncia fue por congruencia, pues de no hacerlo tendría que compartir la responsabilidad de decisiones “tomadas con miopías, oportunismo y autocomplacencia, en las que no haya tenido cabida la autocrítica”.

El movimiento de Patria Digna, cuyos líderes son Carlos Sotelo García, Gilberto Ensástiga y Lucio Borreguín advirtió que los días 5 y 6 de diciembre realizarán el encuentro nacional para evaluar la situación del partido.

Es de destacar que Batres, dirigente de Morena, hizo la invitación verbal a Cárdenas para sumarse, si así lo desea, al Movimiento de Regeneración Nacional, pues en dicho instituto político hay cabida. Sin embargo, el fundador del PRD declinó la invitación.

A través de las redes sociales, Jesús Ortega, dirigente de Nueva Izquierda, advirtió “en enero del 2000 renuncia al PRD Porfirio Muñoz Ledo. Las palabras de CCS (Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano): “en el PRD nadie es indispensable”. Cárdenas acertó y tuvo razón.