Santa Clara, Cuba. El presidente cubano, Raúl Castro, cedió este lunes el micrófono a su número dos, José Ramón Machado Ventura, en el principal discurso del año para explicar que continúa buscando soluciones a los problemas del país.

El general de 79 años aplaudió desde la primera fila el discurso fuertemente político del vicepresidente en un mitin en Santa Clara, 270 kilómetros al este de La Habana.

"Continuaremos el estudio, el análisis y la toma de las decisiones que conduzcan a superar nuestras deficiencias en todos los órdenes y a perfeccionar nuestra sociedad", dijo el número dos del Gobierno cubano.

"Actuaremos sin soluciones populistas, demagógicas o engañosas (...) Proseguiremos con sentido de responsabilidad, paso a paso al ritmo que determinemos nosotros, sin improvisaciones ni precipitaciones", añadió.

El discurso del Día de la Rebeldía Nacional es habitualmente una de las ocasiones en las que Raúl Castro se dirige en directo a los cubanos. Es la primera vez que cede el micrófono en esta fecha desde que reemplazó a su hermano Fidel en el 2006.

Muchos esperaban que anunciara medidas esbozadas hace cuatro años cuando asumió el poder con la promesa de mejorar la deteriorada calidad de vida de los cubanos.

Cuba atraviesa por una difícil situación económica, con problemas de liquidez acentuados por su dependencia de las importaciones.

Cubanos consultados antes del mitin dijeron que esperaban reformas, como por ejemplo la privatización de pequeños negocios y una disminución del control del Estado sobre la economía.

Pero algunas de las 90.000 personas que escucharon el lunes a Machado Ventura en el mausoleo del guerrillero argentino Ernesto "Che" Guevara en Santa Clara, dijeron marcharse satisfechas.

"Esperábamos a Raúl, pero el discurso de Machado fue interesante", dijo Grisel Rodríguez, una dirigente sindical de 48 años.

"Dejó claro que tenemos que cambiar cosas, pero sin que nadie se meta en eso. Es un asunto de los cubanos y no aceptamos presiones de nadie", añadió.

Fidel, ausente. Pese a las expectativas disparadas con las apariciones en público de las últimas semanas, el ex presidente Fidel Castro no participó en el mitin en Santa Clara.

"Fidel, cuya visible recuperación es motivo de profunda alegría para todos los revolucionarios (...) está presente y combatiendo en este día que tanto significa para él y para todos nosotros", dijo Machado Ventura.

El discurso del vicepresidente cubano no aludió a la reciente decisión de Cuba de comenzar a liberar a medio centenar de presos políticos, en una aparente respuesta a las críticas internacionales sobre derechos humanos.

Analistas creen que las excarcelaciones podrían mejorar el clima con Estados Unidos y facilitar un acercamiento entre los dos enemigos ideológicos de la Guerra Fría.

Raúl Castro podría dirigirse a los cubanos durante una sesión del Parlamento programada para el 1 de agosto.