La Habana. El presidente cubano, Raúl Castro, se reunió en La Habana con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, en momentos en que los ex aliados de la Guerra Fría buscan reforzar su alianza estratégica, informó el sábado la prensa estatal.

La reunión, celebrada este viernes, es parte del programa que cumple Lavrov en La Habana, por invitación oficial por su homólogo cubano Bruno Rodríguez.

"El cordial intercambio permitió constatar una vez más el buen estado de las relaciones bilaterales", dijo el periódico oficial Granma, en una breve nota.

Moscú fue el principal aliado y socio económico y comercial de la isla comunista hasta 1991.

Las relaciones se enfriaron tras el colapso del socialismo soviético, cuando Cuba perdió 80% de su comercio y enfrentó una severa crisis.

En los últimos años, las relaciones y el intercambio bilateral se han intensificado, como parte de un esfuerzo diplomático de Moscú en América Latina.

En conversaciones oficiales con el canciller cubano, Lavrov aseguró que ambos gobiernos están trabajando en la construcción de una asociación "estratégica", incluyendo la cooperación en sectores de la economía, la cultura, la educación y la política.

Lavrov ratificó a Rodríguez la oposición de su país al embargo comercial que aplica Estados Unidos a la isla desde 1962. El ministro ruso aseguró que la postura rusa continúa "inmutable" en ese tema.

El presidente cubano transmitió a Lavrov sus saludos para las autoridades rusas y ratificó "la voluntad (de Cuba) de continuar fortaleciendo las ya sólidas relaciones en todos los campos, particularmente el económico", reportó Granma.

En un discurso el jueves durante la Feria Internacional del Libro de La Habana, el funcionario ruso halagó la relación bilateral entre ambos países que cumple en mayo 50 años.

"A nosotros nos separan miles de kilómetros, pero conocemos muy bien a los cubanos porque han sido nuestros socios seguros, fieles y amigos sinceros", dijo en presencia de Castro.