La Habana, Xinhua. La Cancillería de Cuba criticó este jueves al gobierno de Estados Unidos por declarar que impide visitas consulares a René González, quien permanece bajo libertad supervisada en Miami, Florida, debido a "restricciones de viaje recíprocas".

"La Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) en La Habana recibe invariablemente permisos de viaje fuera de la capital para visitar a presos estadounidenses y cubanos naturalizados en Estados Unidos que cumplen sanción en cualquier lugar de Cuba", afirmó en una declaración la directora del Departamento de Estados Unidos de la Cancillería, Josefina Vidal.

Según el texto, en los últimos meses los funcionarios estadounidenses, incluyendo al propio jefe de la SINA, han tenido acceso consular en las provincias de Matanzas, Artemisa y Mayabeque, en la región occidental, Ciego de Avila (centro) y Camagüey (oriente).

El Departamento de Estado del país norteño admitió este jueves que ha denegado visitas consulares a González, excarcelado en octubre de 2011 tras cumplir 13 años de prisión, debido a "restricciones recíprocas".

"No sabemos de qué reciprocidad se está hablando, pues todos los permisos de viaje para visitas consulares de la SINA se han autorizado sin excepción", aseveró la funcionaria del ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de la isla.

Precisó que, sin embargo, desde septiembre de 2012, el Departamento de Estado ha denegado todas las solicitudes presentadas por funcionarios consulares de la Sección de Intereses de Cuba en Washington para visitar a González, en "franca violación" de sus obligaciones con la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

"Las autoridades de Estados Unidos también han denegado a René (González) sus recientes solicitudes de permisos para viajar fuera del área donde cumple su sanción adicional de libertad supervisada, que lo mantiene alejado injustamente de su esposa, a quien no se le permite visitarlo", concluyó el comunicado.

González, de 56 años, es uno de los cinco cubanos que fueron encarcelados en 1998 en Miami y condenados a severas penas en 2011 por monitorear acciones terroristas contra Cuba organizadas por grupos extremistas radicados en el sur norteamericano.

Tras cumplir su sentencia, una jueza de Miami ordenó que debe permanecer durante tres años en territorio estadounidense bajo régimen de libertad supervisada, decisión que Cuba califica de sanción adicional.

En una nota difundida el miércoles, el Minrex expresó que la reiterada negativa de acceso consular a González es un "nuevo atropello" del gobierno de Estados Unidos.

De acuerdo con la nota, la Casa Blanca ha endurecido las condiciones de su libertad supervisada y "hace que estas se asemejen cada vez más a las de una prisión, con el propósito de seguirlo castigando después de tantos años de trato injusto y cruel".