La Habana. Activistas del grupo cubano Damas de Blanco realizaron este viernes una insólita protesta ante una cárcel para exigir la liberación de sus familiares en el Día de los Derechos Humanos.

Unas 15 mujeres sosteniendo gladiolos y pequeñas copias de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en la mano gritaron "¡Libertad!" en la puerta del Combinado del Este, una prisión en las afueras de La Habana donde están recluidos algunos de sus parientes.

"Venimos a denunciar las violaciones de los derechos humanos (...) Reclamamos la liberación de los presos políticos", dijo Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco.

Las activistas piden la liberación de los últimos once presos políticos de un grupo de 52 que el presidente Raúl Castro se comprometió a excarcelar este año.

Otro grupo de Damas de Blanco realizó una protesta similar frente a otra cárcel de la capital.

Las autoridades comunistas de Cuba sostienen que los disidentes son "mercenarios" a sueldo de su enemigo Estados Unidos.

Cuba dice que garantiza derechos humanos como la salud y la educación gratuitas.

Las Damas de Blanco fueron abucheadas en la tarde de este jueves por partidarios del gobierno que les gritaron "¡Vende patrias!" mientras marchaban por una avenida de La Habana.

Este viernes llegaron sin contratiempos hasta la puerta del Combinado del Este, donde los guardias parecían sorprendidos.

Manifestación abortada. Otra manifestación programada en una plaza ante la oficina de la Unesco en La Habana fue abortada. Cinco personas que se dirigían a la protesta fueron arrestadas en la mañana y liberados más tarde este viernes.

"Ya están en sus casas. Los detuvieron sólo para impedir que llegaran a la manifestación", dijo el opositor Jaime Leygonier.

La plaza fue ocupada en cambio por centenares de estudiantes universitarios pro gobierno que celebraron el Día de los Derechos Humanos bailando salsa y exhibiendo fotografías en blanco y negro de 73 víctimas de un atentado contra un avión cubano atribuido a un ex agente de la CIA.

Agentes de la Seguridad del Estado pedían identificación a los transeúntes en el perímetro de la plaza.

La comunidad internacional aplaudió este año la decisión de Castro de excarcelar decenas de disidentes a condición de que se marcharan al exilio.

Las liberaciones aliviaron la presión después de la muerte en febrero del preso político Orlando Zapata tras 85 días en huelga de hambre para reclamar mejores condiciones de detención.

Los 11 opositores aún tras las rejas se niegan a marcharse de Cuba. La Iglesia Católica, que negoció las excarcelaciones con Castro, asegura que de todas formas serán liberados pronto.

El Día de los Derechos Humanos recuerda la adopción por Naciones Unidas de la Declaración Universal de los Derechos Humanos el 10 de diciembre de 1948.

Más temprano en Oslo fue otorgado el premio Nobel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobo. Cuba fue uno de los países que acató este viernes un boicot a la ceremonia promovido por Pekín.