La Habana. Las autoridades cubanas detuvieron a cerca de 70 miembros de las disidentes Damas de Blanco durante el fin de semana, incluyendo 18 que protagonizaron la marcha semanal de los domingos del grupo en la capital cubana.

Las 18 mujeres, ataviadas en su tradicional vestimenta blanca, fueron rodeadas y llevadas en buses después de que abandonaran su ruta permitida a través del vecindario Miramar, de La Habana, dijo un camarógrafo de Reuters que estaba presente en la escena.

La miembro del grupo Magaly Norvis Otero Suárez dijo a Reuters que 16 de las mujeres fueron arrestadas la noche del sábado cuando intentaron protagonizar una marcha en el centro de La Habana y otras 36 fueron detenidas la mañana del domingo mientras se preparaban para ir a una misa en la Iglesia católica de Santa Rita y luego protagonizar su marcha silente por la quinta avenida, el mayor bulevar del barrio de Miramar.

Ellas se habían reunido en la casa de su difunta líder Laura Pollan durante el fin de semana para conmemorar el aniversario del arresto de 75 opositores al gobierno en marzo del 2003, que dio origen a la organización, dijo Otero.

El activista de derechos humanos Elizardo Sanchez dijo a Reuters que junto con las cerca de 70 mujeres detenidas en La Habana, otros 12 disidentes fueron arrestados en otras provincias.

Tras una visita de tres días a México, el pontífice alemán tiene previsto ir a Cuba desde el 26 al 28 de marzo.

Las Damas de Blanco son las esposas y madres de los 75 opositores que recibieron duras sentencias, aunque hoy todos han sido liberados, la mayoría de ellos como parte de un acuerdo negociado por la Iglesia Católica Romana que resultó en la liberación de 130 prisioneros políticos.

El grupo ha continuado con sus marchas semanales, las cuales son las únicas protestas públicas permitidas en Cuba, diciendo que aún hay más prisioneros políticos por liberar.

Ellas están autorizadas para caminar por un tramo de 12 cuadras de la quinta avenida, pero son rápidamente detenidas cuando se desvían de la ruta prevista. El domingo, siguieron marchando hacia el malecón, el famoso bulevar de La Habana junto al mar, antes de que la policía se abalanzara.

En numerosos incidentes similares en el pasado, las mujeres han sido liberadas dentro de horas, sin cargos.

Las detenciones siguieron un controvertido incidente la semana pasada cuando 13 disidentes ocuparon una Iglesia católica de La Habana exigiendo la mediación del papa Benedicto XVI para ponerle fin al régimen comunista.

Tras una visita de tres días a México, el pontífice alemán tiene previsto ir a Cuba desde el 26 al 28 de marzo en un viaje visto como una muestra de la mejora de las relaciones entre la Iglesia y el Estado después de décadas de hostilidades.