La Habana. Cuba estaría de acuerdo en restablecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos a tiempo para la Cumbre de las Américas en abril si Washington actúa rápido y de forma convincente para eliminar a la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo, dijo este miércoles un alto funcionario de La Habana.

Los negociadores que representarán a los viejos adversarios se reunirán en Washington este viernes, dando continuidad a la primera ronda de conversaciones celebrada en La Habana el mes pasado para reanudar las relaciones diplomáticas interrumpidas en 1961.

Si ambas partes avanzan suficientemente rápido, podrían reabrir embajadas en sus respectivas capitales antes de a la Cumbre de las Américas en Panamá prevista para el 10 y 11 de abril, cuando el presidente estadounidense Barack Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, se reúnan por primera vez desde que acordaron restaurar los lazos el pasado 17 de diciembre.

Sería la primera vez que Obama y Castro se encuentren cara a cara desde el apretón de manos durante el funeral de Nelson Mandela, en diciembre del 2013, cuando a espaldas de gran parte del mundo ambos países llevaban seis meses de conversaciones secretas para poner fin a más de medio siglo de hostilidades.

Un funcionario cubano de alto nivel dijo el miércoles que la relación podría restablecerse a tiempo para la cumbre, pero adjudicó la responsabilidad a Washington que mantiene a Cuba en su lista de países patrocinadores del terrorismo, con lo que puede aplicar sanciones a bancos que hacen negocios con la isla.

"Dependería de lo que haga Estados Unidos. No depende de Cuba. Dependería de que seamos excluidos realmente de la lista de países terroristas", dijo Gustavo Machín, subdirector de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Obama tendría que informar al Congreso de cualquier decisión de eliminar a Cuba de la lista, una notificación que requiere 45 días para oficializarse, y no hay tiempo suficiente antes de la cumbre.

La parte estadounidense ha dicho que la notificación de Obama por sí sola debería ser suficiente, ya que el Congreso no puede revocar al presidente bajo la ley actual.

"Yo no te puedo decir hoy, ahora en este momento si realmente el hecho de que se haga el anuncio sería garantía suficiente", dijo Machín.

Las autoridades estadounidenses han mostrado su disposición a eliminar a Cuba de la lista del Departamento de Estado de Estados patrocinadores del terrorismo, que también incluye a Irán, Siria y Sudán.

Cuba está en la lista desde 1982, cuando todavía ayudaba a los movimientos guerrilleros en América Latina durante la Guerra Fría.

El informe más reciente, sólo citó el pasado apoyo cubano al grupo separatista vasco ETA, que ha dejado de operar, y a los rebeldes de las FARC de Colombia, que actualmente negocian en La Habana la paz en conversaciones con el gobierno de Colombia.