Una decena de expresos políticos y disidentes cubanos suscribieron ayer una "declaración de unidad", para convocar a una "lucha cívica no violenta" con el fin de lograr "el cambio hacia un sistema democrático" en Cuba.

El texto "Principios para una nueva nación" fue firmado, entre otros, por Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010, y por los expresos políticos Óscar Biscet, José Ferrer, Guido Sigler y Librado Linares, liberados este año tras siete años en prisión.

La propuesta pretende unir a la balcanizada oposición para impulsar, por la "lucha cívica no violenta", "el cambio hacia un sistema democrático", "una transición sobre normas constitucionales", "respeto a los derechos humanos", "unidad de los cubanos, con independencia de su residencia".

"Es un documento que trata de ser unitario, no impositivo. Está abierto a modificaciones" con aportes de otros disidentes y de la población, dijo Fariñas, a quien el Europarlamento otorgó el Premio Sajarov en 2010 tras la huelga de hambre de 135 días que hizo ese año en favor de la liberación de presos políticos.

El médico Óscar Elías Biscet dijo a periodistas de la prensa internacional que buscarán involucrar a los cubanos en el proyecto, al que calificó como "una alternativa viable para llegar a la democracia".