La Habana. Cuba ha liberado a más de 2.500 prisioneros en los últimos días, como parte de un indulto anunciado por el presidente Raúl Castro en vísperas del Año Nuevo y pocos meses antes de una visita del Papa Benedicto XVI, dijo este martes un grupo local de derechos humanos.

El total de beneficiados por la amnistía concedida por el Consejo de Estado cubano alcanza a cerca de 3.000 prisioneros, en la primera medida de este tipo en los casi cuatro años del gobierno de Castro.

El portavoz de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez, dijo a Reuters que en el proceso que comenzó el fin de semana, "estimamos que más de 2.500 presos ya han sido excarcelados en todas las provincias del país".

Al anunciar la medida el viernes pasado, Castro expresó que los indultos eran un "gesto humanitario y soberano" ante pedidos de familiares y de la Iglesia Católica, cuyo máximo representante visitará Cuba en Semana Santa.

Aunque dijo que la liberación se concretaría en "los próximos días", hasta el martes no había declaraciones oficiales al respecto.

La medida sigue a un inédito proceso resultado de un diálogo gobierno-Iglesia en el 2010 que llevó a la liberación de más de un centenar de presos políticos o cuyas condenas tenían una motivación política.

"La Comisión Cubana de Derechos Humanos se alegra de estas excarcelaciones pero realmente es un gesto limitado si tenemos en cuenta que en la isla hay entre 70.000 y 80.000 personas en la cárcel según cálculos nuestros", agregó Sánchez en declaraciones vía telefónica.

Respecto a la amnistía anunciada el viernes, Sánchez comentó que "el proceso sigue en marcha y hasta ahora podemos confirmar la liberación de cinco presos por razones políticas (...) No creemos que esa cifra exceda de 10".

Entre los excarcelados está Carlos Martínez Ballester, detenido en el 2007 y condenado a 15 años por "revelación de secretos de la Seguridad del Estado", precisó.

Además fueron liberados Irán González, detenido en 1990 y condenado a 25 años por Piratería, así como Walfrido Rofríguez y Yordani Martínez, detenidos en enero y condenados por "desacato y desórdenes públicos", tras lanzar proclamas políticas en una plaza de La Habana.

El indulto incluye a mayores de 60 años de edad, enfermos, mujeres y jóvenes sin antecedentes penales.

El presidente Castro dijo además que serían liberados 86 ciudadanos extranjeros de 25 países, entre ellos 13 mujeres, siempre que sus gobiernos acepten la "repatriación".

Diplomáticos extranjeros en La Habana dijeron a Reuters que están a la espera de que el gobierno notifique las liberaciones previstas de ciudadanos de sus países condenados en la isla.

Fuentes del gobierno dijeron el viernes que el contratista Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel por delitos contra la Seguridad del Estado y cuyo caso empeoró las ya hostiles relaciones entre Washington y La Habana, no está incluido en el indulto.