La Habana. Cuba liberará en los próximos días a otros cuatro presos políticos a condición de que se marchen a España, continuando el proceso de excarcelación de 52 disidentes pactado por el presidente Raúl Castro y la Iglesia Católica.

El Arzobispado de La Habana dijo este viernes que las nuevas liberaciones elevan a 36 la cifra de disidentes excarcelados desde julio.

"En continuidad con el proceso de liberación de prisioneros, se informa que otros cuatro serán excarcelados próximamente", dijo la oficina del cardenal Jaime Ortega en un comunicado.

La decisión del presidente Castro de excarcelar a 52 opositores presos desde 2003 fue aplaudida por la comunidad internacional y quitó presión sobre Cuba, duramente criticada a comienzos del año por la muerte del preso político en huelga de hambre Orlando Zapata.

Igual que en casos anteriores, los cuatro presos políticos serán llevados de la cárcel hasta la escalerilla del avión que los llevará a Madrid.

Varios opositores han criticado la condición de viajar a España, que consideran un "destierro forzado".

Aún no está claro qué ocurrirá con una decena de presos políticos restantes que se niegan a abandonar Cuba.

Pero funcionarios del Gobierno cubano han dicho que los 52 serán puestos en libertad.

Analistas creen que las excarcelaciones son una concesión estratégica del gobierno cubano, más que un cambio de concepto.

El presidente Castro dijo el mes pasado que ninguno de los disidentes fue condenado por sus ideas. Cuba ve a los opositores como mercenarios a sueldo de Estados Unidos, su enemigo ideológico.

Grupos de derechos humanos y opositores sostienen que pese a las liberaciones, las autoridades cubanas siguen hostigándolos.