La Habana. Cuba revelará este lunes más de 300 reformas económicas aprobadas el mes pasado en el congreso del Partido Comunista y que estarán a la venta en dos publicaciones con los cambios introducidos, dijo este sábado la prensa estatal.

Granma, diario del gobernante Partido Comunista, precisó que se publicarán un folleto con la lista de los cambios y un tabloide de 48 páginas con la explicación de cada una de las modificaciones realizadas en la cita de comunistas cubanos.

Ambas publicaciones se venderán al precio de 1 y 2 pesos (moneda nacional), respectivamente, equivalente a unos 12 centavos de dólar estadounidense para las dos.

Las reformas emprendidas por el presidente Raúl Castro buscan fortalecer la frágil economía doméstica de estilo soviético, fomentando la iniciativa privada y reduciendo el peso del Estado para salvar el sistema socialista en la isla.

Muchas de las reformas ya están en marcha, pero otras tuvieron que ser redefinidas al ser aprobadas el 18 de abril en el VI congreso del Partido Comunista, el único legal en Cuba.

La lista final de las nuevas medidas económicas aún no ha sido revelada.

Los cubanos están particularmente ansiosos por conocer las modificaciones realizadas, incluyendo la eliminación gradual de la ración mensual subsidiada de alimentos, que según Castro es demasiado costosa, y la puesta en práctica de la compra-venta libre de viviendas y automóviles.

Foco en canasta de alimentos. El presidente, que reemplazó a su hermano mayor Fidel Castro en el 2008, ha dicho que la canasta básica mensual subsidiada de alimentos a través de la libreta de abastacimiento es una carga "irracional e insostenible".

Castro dijo en un discurso que la canasta debe estar dirigida a aquellas personas que verdaderamente la necesiten, aunque muchos cubanos temen perder los beneficios sociales subsidiados que han recibido durante casi medio siglo.

Las ventas de casas y automóviles se han visto fuertemente limitadas por años para disgusto de los cubanos, pero Raúl Castro ha prometido una flexibilización de las restricciones.

Las principales reformas ya puestas en marcha incluyen el recorte de más de un millón de empleos estatales en los próximos años, conjuntamente con una ampliación más libre del sector privado y el arrendamiento de tierras ociosas en usufructo a futuros agricultores.

Se espera también que los cambios den una mayor autonomía a las empresas estatales y se adopten medidas para impulsar las inversiones extranjeras, como por ejemplo, fomentar la construcción de hoteles de lujo y campos de golf.

Raúl Castro sostiene que las reformas son necesarias para mantener el sistema socialista en la isla, mientras comienzan envejecer los líderes de la generación histórica de la revolución iniciada en 1959.