La Habana. Cuba planea cerrar algunos ministerios, crear otros y eliminar varias de sus actividades comerciales antes de fin de año como parte de las reformas emprendidas por el presidente Raúl Castro para modernizar la economía local, dijeron esta semana fuentes del gobierno.

El gobierno cubano anunció este jueves que el Ministerio del Azúcar cerró para convertirse en un Grupo Empresarial de la Agroindustria Azucarera.

Sin embargo, la medida es sólo el comienzo de una más amplia reorganización adoptada el sábado pasado en una reunión del Consejo de Ministros, dijeron las fuentes.

En la nueva reorganización del país, entre otros temas, se planea la eliminación del Ministerio de Industria Básica, uno de los que mayores funciones tiene en la isla y crear nuevos ministerios de Energía y Minería, añadió la fuente.

"No estoy seguro de qué va a pasar con algunos otros ministerios como el Ministerio de la Industria Sideromecánica pero lo cierto es que empresas como las de acero y aluminio se desprendieron para convertirse en empresas estatales independientes", agregó.

"Si un ministerio no tiene otra función estatal, será cerrado", señaló.

Los cambios tienen como objetivo lograr una mayor eficiencia y rentabilidad, disminuyendo el papel del gobierno en las empresas estatales como se indica en las reformas emprendidas por Castro aprobadas en un congreso del Partido Comunista en abril y ratificadas el mes pasado en el Parlamento.

En Cuba, con un sistema económico de estilo soviético centralizado, la mayoría de las empresas estatales son administradas desde los ministerios que históricamente han nombrado ejecutivos, revisan todos los planes, establecen salarios y precios, controlan importaciones y exportaciones.

Además se ocupan de la gestión mixta con empresas extranjeras y realizan inspecciones sin fin.

Pero las reformas que Castro impulsa como una forma de preservar la supervivencia del socialismo, concentrarán muchas de esas funciones en las empresas para hacerlas independientes de los ministerios y otorgarles una mayor autonomía en busca de gestionar fondos y tomar decisiones en los negocios.

Ministerios de Energía y Minería. El paquete de reformas que mueve a más del 20% de los 5 millones de trabajadores en la isla que pasarán al sector "no estatal", busca expandir el sector privado, descentralizar la agricultura y la toma de decisiones, así como eliminar subsidios y gratuidades levantando algunas restricciones para la compra-venta de bienes.

Las reformas, que se ejecutarán en un plazo de cinco años, se proponen hacer también la planificación centralizada más flexible, mientras el gobierno regularía su economía principalmente a través de "impuestos".

Un empleado de nivel medio en el Ministerio de la Industria Básica dijo que los empleados fueron llamados el lunes a una reunión de emergencia para hablar de los cambios.

"Antes del 2012 nos convertiremos en dos ministerios, uno dedicado a la energía y otro destinado a la minería", dijo.

El Ministerio de Energía se encargará de supervisar la industria del petróleo y gas desde la exploración y refinación de las importaciones y las exportaciones, junto con la red eléctrica.

El cambio se produce en un crítico momento cuando Cuba espera comenzar la primera exploración a gran escala a finales de este año en la zona exclusiva de sus aguas profundas del Golfo de México.

El Ministerio de Minería regularía la industria del níquel, junto con las actividades mineras menores.

El empleado del Ministerio de la Industria Básica dijo que el ministro había trasladado a varios viceministros para dirigir empresas independientes que un economista local dijo que no era necesariamente una buena noticia.

"Son (los viceministros) parte de la vieja cultura administrativa que debe romperse para que la economía avance", dijo el economista que prefirió mantenerse en el anonimato.

Sin embargo, otro experto afirmó que era demasiado pronto para emitir un juicio sobre las nuevas medidas.

"Hasta ahora es simplemente una reestructuración, la eliminación de una capa de la burocracia a nivel ministerial. Ahora tiene que cambiar el marco regulatorio de las empresas estatales y por eso están preparando una nueva ley", destacó.