En una reunión previa a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), los cancilleres de los 33 países asistentes acordaron por decisión unánime que la próxima reunión de mandatarios será en 2013 y tendrá como seda a Cuba.

Presidida por el canciller Nicolás Maduro, la reunión de embajadores postuló a Costa Rica como próximo anfitrión de la tercera cumbre del Celac a realizarse en el 2014.

Los ministros revisarán la veintena de documentos que los mandatarios regionales luego suscribirán durante la cita en la capital venezolana, entre ellos la Declaración de Caracas y un acuerdo que regirá los mecanismos de decisiones en la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), informó el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

Delegaciones de 33 países latinoamericanos y caribeños trabajaron desde el lunes en estos documentos, que según Maduro comprenden "la doctrina constituida de la diversidad de nuestro continente".

"Seguramente tendremos bastantes consensos, y mañana (viernes) en la tarde, con la presencia de los jefes de Estado y de obierno (podremos) comenzar el camino para el 3 de diciembre arrancar la Celac", celebró.

Paralelamente, los cancilleres aprobaron convocar la cumbre de la Celac en 2013 en Cuba y en 2014 en Costa Rica, después de que se acordara que Chile fuera el país anfitrión para 2012.

Casi todos los mandatarios de los 33 países de la región acudirán a la cita que se realizará en el amplio recinto militar Fuerte Tiuna de Caracas en medio de extensas medidas de seguridad.

Al margen del encuentro, se programaron sendas cumbres de las naciones de la alianza petrolera Petrocaribe y de Unasur.