El secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, dijo el miércoles que las autoridades de Cuba le impidieron viajar a la isla al negarle el visado para ir recibir un premio en honor a un disidente fallecido en 2012.

"Por qué no pude ir a recibir premio #OswaldoPayá a #Cuba: Carta a @RosaMariaPaya tras negación de mi visado", escribió Luis Almagro en su cuenta de Twitter @Almagro_OEA2015.

La Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, una entidad no reconocida por el gobierno cubano, entregaría a Almagro el premio "Oswaldo Payá, Libertad y Vida", cuya organizadora es su hija Rosa María, una crítica de las autoridades de la isla.

Almagro dijo en una carta a la hija de Payá que su inasistencia es debido a que "mi solicitud de visa (...) fue denegada por el Consulado de Cuba en Washington", según dijo la Organización de Estados Americanos en un correo enviado a Reuters.

De acuerdo a Almagro, entre las causas para el no otorgamiento del visado, las autoridades cubanas comunicaron que el motivo por el cual se solicitaron las visas "es considerado una provocación inaceptable y que el premio no es reconocido por el Estado cubano".

El Gobierno cubano no dio autorización el martes para aterrizar en La Habana al ex presidente de México Felipe Calderón y a la ex ministra y ex parlamentaria chilena Mariana Aylwin.

La Embajada de Cuba en Chile acusó en un comunicado que los políticos habían sido parte de una "grave provocación internacional" contra el gobierno comunista para generar inestabilidad interna y afectar las relaciones diplomáticas con otros países.

Además, aseguró que realizó con anterioridad a la polémica todas las gestiones para prevenir "que se consumara la provocación" y subrayó que el país tenía el derecho de decidir sobre el ingreso de ciudadanos extranjeros.

La hija del fallecido ex presidente Patricio Aylwin respondió a los dichos de la embajada cubana asegurando que no ha "participado de ninguna operación ilegal".

Chile dijo el miércoles que llamaría a informar a su embajador en La Habana en señal de malestar.

Mariana Aylwin tenía previsto viajar a la isla para recibir una "mención" en representación de su fallecido padre como parte del homenaje póstumo a Payá, un disidente que encabezó el denominado Movimiento Cristiano Liberación y que murió en un accidente de tránsito.