La Habana. Cuba y Francia restablecieron el lunes el diálogo político "sin exclusión", informaron autoridades del país europeo, una decisión que permitiría avanzar en temas que han trabado los lazos entre la Unión Europea y el gobierno de la isla, como derechos humanos.

Las relaciones entre Cuba y la UE tocaron fondo en el 2003, cuando el bloque emprendió sanciones diplomáticas contra la isla tras el arresto de 75 disidentes. En ese momento Cuba rechazó incluso la cooperación.

En los últimos años varios países del bloque, entre ellos Francia, han ido acercándose a la isla de gobierno comunista. Algunos restablecieron la cooperación económica después de que España tomó la iniciativa en el 2007.

Elisabeth Betton Delegue, directora de América del Ministerio de Asuntos Exteriores del Francia, dijo a periodistas que la firma del acuerdo busca profundizar el diálogo sin "exclusión".

"Ahora hay un paso más adelante formalizando el diálogo político", dijo la funcionaria.

Algunos países de la UE aplaudieron la decisión de Cuba de liberar a más de un centenar de presos políticos el año pasado, incluyendo a 52 opositores del grupo de los 75 que permanecían en la cárcel desde el 2003.

El bloque mantiene sin embargo la "posición común", un mecanismo instalado en 1996 pero suspendido desde el 2005, que condiciona los vínculos a una apertura democrática en la isla.

La funcionaria francesa dijo que el tema de la posición común estaría en el diálogo político entre los dos países.

"Todos los ámbitos, todos los temas, sin exclusión", señaló.