Santa Clara. El presidente cubano, Raúl Castro, pronunciará este lunes el principal discurso del año, que los cubanos desmenuzarán en busca de pistas sobre el rumbo de una de las últimas economías socialistas del mundo.

Pese a las expectativas disparadas con una serie de apariciones públicas en las últimas semanas, su hermano el convaleciente ex presidente Fidel Castro no participó en el mitin en la ciudad de Santa Clara, 270 kilómetros al este de La Habana.

El discurso de Raúl Castro para conmemorar el Día de la Rebeldía Nacional es esperado por muchos cubanos impacientes por el retraso de las medidas esbozadas cuando reemplazó hace cuatro años a Fidel con la promesa de mejorar la deteriorada calidad de vida de su pueblo.

En sus intervenciones de los últimos dos años, Raúl Castro pidió a los cubanos que se apretaran más el cinturón mientras Cuba trataba de sobreponerse de la crisis financiera global y los destrozos provocados por los huracanes del 2008.

Pero muchos esperan que a los pies del mausoleo del guerrillero argentino Ernesto "Che" Guevara en Santa Clara, Castro anuncie este año medidas concretas como la privatización de pequeños negocios que aflojaría el control estatal de la economía.

Estados Unidos y la Unión Europea estarán pendientes de nuevas medidas sobre derechos humanos, después de que Castro acordara este mes comenzar a liberar a 52 presos políticos en una aparente respuesta a las críticas internacionales.

Las excarcelaciones pueden mejorar el clima con Estados Unidos y facilitar un acercamiento entre los dos enemigos ideológicos de la Guerra Fría.