Este martes, con cifras y estadísticas en mano, el Partido Liberal colombiano inició un foro sobre la crisis del sector de la salud.

Antes de hablar directamente de las dificultades de los decretos expedidos por el gobierno de Álvaro Uribe, al amparo de la emergencia social, los liberales analizan por qué se llegó a "la enfermedad de la salud".

La senadora Cecilia López culpó a Uribe de la actual coyuntura que sufre la salud, y acusó al mandatario del quiebre del sistema.

Según ella, el jefe de Estado sabía que el pilar fundamental del esquema del régimen subsidiado -creado desde la promulgación de la ley 100- era efectivo siempre y cuando el régimen contributivo creciera, pero éste debe estar anclado al crecimiento del empleo formal. Y recordó que cada día el desempleo va en aumento.

"El presidente entra en 2002, en ese momento, dispara el régimen subsidiado y ya en 2004 supera a las del régimen contributivo", explicó López.

Actualmente, en Colombia hay 6 millones de asalariados que pagan el sistema al estar en el sector formal. También hay 1.200.000 pensionados y 800 independientes. Eso quiere decir que "hay básicamente siete millones de trabajadores que sostienen el sistema", donde hay 17 del régimen contributivo y 24 millones del subsidiado.

López detalló que el gobierno le debe al sistema de salud seis billones de pesos, que con esto "se vuelve a repetir la historia del Seguro Social", porque "el gobierno nunca pagó lo que le tocaba y explotó el sistema".

La senadora aseveró que el esquema crea un sistema de insolvencia, porque el argumento del presidente, de que los ingresos a las regiones han estado creciendo, revela claramente que no lo están haciendo lo que deberían.

Finalmente, Cecilia López enfatizó que Uribe "profesionalizó la pobreza", porque convirtió en negocio estar en los sistemas subsidiados.