México D.F. El crimen organizado está entrando activamente al campo de México, advirtió el Tribunal Superior Agrario y denunció que no hay una política de Estado para apoyar al sector frente a este flagelo.

El presidente de la entidad, Ricardo García Villalobos Gálvez, afirmó que narcotraficantes se han convertir en los principales financistas de extensas zonas rurales.

En el campo entregan desde semillas –fundamentalmente de marihuana y amapola- hasta armas, lo que en la práctica ha suplido la falta de crédito para el agro, indicó El Universal.

Así las cosas, el magistrado calcula que en alrededor de 30% de los terrenos del campo mexicano conviven cultivos tradicionales con plantaciones de marihuana y amapola.

La entrega por parte de narcotraficantes de semillas ilegales permite a los campesinos comprar semillas para otro tipo de productos. “Por eso digo que no hay cultivos puramente de marihuana o de amapola, siempre están entreverados”, explicó Ricardo García.

A juicio del magistrado se requiere que el gobierno se preocupe del campo como tema de seguridad nacional.