Santa Cruz. Los países de América deben transparentar su información militar a través de informes sobre sus gastos militares y armas convencionales que deben ser elevados ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), antes de la próxima reunión de ministros de Defensa, el 2012.

Con la emisión de una declaración de 25 puntos, después de cuatro días de debate, este concluyó la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas en la ciudad de Santa Cruz, evento en el que participaron 28 delegaciones del continente.

En la declaración se destacó “la importancia de la transparencia en los gastos militares, en la promoción de la confianza mutua y la cooperación entre los Estados”, como señala el punto nueve.

En el primer acápite del citado punto se señala: “(Los Estados) alientan la plena participación en el informe estandarizado de las Naciones Unidas sobre gastos militares y en el registro de armas convencionales de las Naciones Unidas, antes de la próxima Convención de Ministros de Defensa de las Américas”, fijada para 2012 en la República de Uruguay.

Informe. El Instituto Internacional para la Paz (SIPRI) de Estocolmo reportó, en un último informe, que Sudamérica destinó el 2009, US$51.800 millones, América del Norte (principalmente Estados Unidos) US$680.000 millones y Centroamérica US$5.600 millones para armas, según un reporte de la AFP.

La intención de los países latinoamericanos para transparentar su información militar fue adelantada el último miércoles por el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, quien dijo que existía un consenso para que los países rindan los informes sobre gastos militares a la ONU.

La declaración final del evento, asimismo, contempla el hecho de que se continúa “progresando a nivel bilateral y subregional en metodologías estandarizadas de medición de gastos de defensa”, posición que está expresada en el segundo acápite del punto nueve del documento.

En el tercer acápite se da cuenta de que los Estados participantes del evento “alientan la implementación de un registro interamericano administrado por la OEA, basado en experiencias regionales”.

El martes, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, sugirió que sea esta organización internacional la instancia que centralice los datos acerca de los gastos militares. Insulza aclaró que al interior de la ONU no es obligatorio el hecho de que los países rindan este tipo de información, mientras que en la OEA sí lo es.

Crítica. La inauguración de este evento, el lunes 22, estuvo marcada por el ataque del presidente Evo Morales a la política de Estados Unidos, y este jueves el vicepresidente continuó con esta línea. García, en su discurso de clausura, sugirió conformar un gran Estado a nivel de Latinoamérica, sin tomar en cuenta a Estados Unidos y Canadá.

El vicepresidente indicó que ese Estado debe ir desde el río Bravo (frontera entre México y EEUU) hasta la Patagonia, la región geográfica ubicada en la parte más austral del Cono Sur. “Permítanme mirar de México para abajo, dejo de lado respetuosamente a Estados Unidos y Canadá, porque los considero otro continente, forman otra estructura, están en América, pero en verdad, son otra cosa”, señaló el vicepresidente.

Explicó que Estados Unidos no debe ser considerado, porque se desconfía de ese país. “Ellos (junto a Canadá) nunca nos han tomado en cuenta, ni lo van a hacer, les garantizo; estoy pensando en ese horizonte, en un gran Estado continental de Estados y naciones, del Río Grande para abajo”, remarcó la autoridad al finalizar la conferencia.

Rol de Defensa y las FF.AA.

Punto 1
“Los estados miembros de la Conferencia apoyan unánimamente el imperativo de la paz y la confianza mutua en el hemisferio”.

Punto 14
“La valiosa contribución que el sector Defensa y las Fuerzas Armadas pueden proporcionar, como apoyo específico, en respuesta a casos de desastres naturales”.

El papel de defensa en países

Punto 16
“Los recientes desastres naturales han puesto en evidencia la necesidad de fortalecer nuestros mecanismos de prevención, preparación, respuesta y recuperación”.

Punto 20
“Común interés en impulsar, dentro de las jurisdicciones nacionales, medidas para promover, fortalecer o consolidar la formación de civiles en Defensa.

Sugerencias de Bolivia fueron excluidas. La declaración final de la IX Conferencia de los Ministros de Defensa de las Américas no incluyó las recomendaciones del presidente Evo Morales, en sentido de un rechazo a la instalación de bases militares de Estados Unidos en Colombia, la anulación del secreto bancario para la lucha contra en narcotráfico y una crítica a una actitud intervencionista de Estados Unidos.

No obstante, el vicepresidente Álvaro García Linera, en una conferencia de prensa ofrecida en la ciudad de Santa Cruz, al término de la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, expresó su seguridad en sentido de que las propuestas serán evaluadas y enriquecidas en futuras reuniones.

“Yo estoy seguro de que van a ser procesadas, evaluadas y enriquecidas y mejoradas en futuras reuniones, éste es un proceso de largo aliento”, manifestó el vicepresidente.

Este miércoles 24, el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, aseguró que la delegación boliviana buscaba consenso para incorporar en la declaración final los puntos citados y que fueron expresados por el presidente Morales en su discurso de inauguración del evento internacional.

García dijo que Estados Unidos se opondrá a este tipo de iniciativas siempre que pueda. “(Estados Unidos) en la medida en que afecta sus intereses siempre va a oponerse, pero el acuerdo entre latinoamericanos va a sobreponerse a cualquier tipo de interferencia y obstáculo, yo lo puedo garantizar”, manifestó.

También calificó de “audaces” y “de un nuevo orden” a las iniciativas bolivianas que no fueron tomadas en cuenta por la Conferencia.