Mar del Plata. Jefes de Estado y de gobierno de América Latina, España y Portugal comenzarán a debatir este viernes en el balneario argentino de Mar del Plata sobre educación y otros asuntos clave para la región, como la defensa de la democracia y el combate al crimen organizado.

"Lo importante es invertir en educación, no solamente económicamente (...) sino también en calidad humana (...) Nunca ha habido en la historia iberoamericana una conciencia tan clara de la necesidad e importancia de la educación". Enrique Iglesias, titular de la Secretaría General Iberoamericana, con sede en Madrid.

Durante la reunión, que se prolongará hasta el sábado y a la que no asistirá el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ni el presidente de Bolivia, Evo Morales, se discutirá también la necesidad de concluir con el embargo comercial a Cuba y el reclamo de Argentina por la soberanía de las Islas Malvinas.

Agentes de tres fuerzas de seguridad de Argentina mantenían un rígido control sobre el área afectada por la XX Cumbre Iberoamericana, con el aún fresco recuerdo de un encuentro de presidentes americanos en el 2005 en la misma ciudad, en el que hubo duros enfrentamientos entre manifestantes y la policía.

"Lo importante es invertir en educación no solamente económicamente sino también en calidad humana (...) Nunca ha habido en la historia iberoamericana una conciencia tan clara de la necesidad e importancia de la educación", fijo Enrique Iglesias, titular de la Secretaría General Iberoamericana, con sede en Madrid.

Previo al encuentro, que estará custodiado por patrullas navales, helicópteros y fuerzas de infantería y tiene como lema "Educación para la inclusión social", los presidentes de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) discutirán la elección de un nuevo secretario general para la organización, que reemplace al fallecido argentino Néstor Kirchner.

En la cumbre serán divulgadas metas educativas para el 2021, con objetivos específicos para mejorar la educación en toda la comunidad iberoamericana, informó la Cancillería de Brasil.

También será aprobada la llamada Declaración de Mar del Plata y un programa de acción con recomendaciones para cumplir objetivos sobre educación.

A la Cumbre Iberoamericana acudirán, en representación española, el rey Juan Carlos I y la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez.