Estambul. La Cumbre Mundial de las Mujeres comenzó este jueves en Estambul con el objetivo de encontrar soluciones prácticas que sirvan para incrementar la presencia femenina en todos los ámbitos de la sociedad, desde la economía a la política.

La cumbre, que se celebra desde 1992, es una iniciativa privada en la que se reúnen empresarias de alto nivel, representantes gubernamentales y académicas para debatir y compartir experiencias en lo referente a la Igualdad de sexos.

En la presente edición participarán las vicepresidentas de Malaui, Joyce Banda, y Vietnam, Nguyen Thi Doan; las primeras damas de Turquía, Malasia y Namibia; representantes de los gobiernos de Turquía, España, Ecuador, México, Grecia, Bulgaria, Bangladesh, Filipinas, Albania, Sri Lanka, Serbia, Sudáfrica y Corea del Sur, entro otros estados, y directivas de compañías multinacionales.

“Nosotras no firmamos documentos que luego nunca se cumplen. Buscamos soluciones y compartimos buenas prácticas. Es un foro de contenido práctico”, explicó la promotora y presidenta de la cumbre, la estadounidense Irene Natividad, durante la presentación del foro.

Desde este jueves y hasta el sábado, las participantes debatirán diversos asuntos, desde la presencia de las mujeres en los consejos de administración de las empresas, hasta la repercusión femenina en los medios de comunicación y las ONG.

La secretaria de Estado de Igualdad del gobierno de España, Bibiana Aído, y la subsecretaria de Inclusión Social de México, Patricia Espinosa Torres, participaron hoy en la mesa ministerial sobre buenas prácticas gubernamentales.

“Se trata de fortalecer las redes que nos unen y compartir prácticas de manera que puedan diseñarse estrategias que nos permitan seguir avanzando en la igualdad de género a todos los niveles”, dijo Aído a Efe.

En cuanto a las delegaciones participantes, las más numerosas son la china y la malaya, seguida por la española, con unos 50 integrantes.

En cambio, no hubo representantes de los gobiernos de Estados Unidos ni de los miembros de la Unión Europea, a excepción de España, Grecia y Bulgaria.

Natividad llamó la atención sobre que las mayores representaciones son de países asiáticos - “lo que quiere decir que la importancia económica global se traslada de Occidente a Oriente” -y del mundo empresarial- “lo que indica que los negocios son el sector donde las mujeres pueden conseguir mayores oportunidades”.

La presidenta recordó que la mayor parte de los nuevos negocios que se inician en Estados Unidos son propiedad de mujeres y que los negocios que dirigen las mujeres emplean a 23 millones de trabajadores en ese país.

“Las mujeres somos más sensibles a la diversidad cultural y, en los negocios, somos más capaces que los hombres de establecer relaciones a largo plazo y conservar mayores redes de contactos”, afirmó Datin Paduka Seri Rosman Mansor, primera dama de Malasia.