Miami. Fundadoras de las Damas de Blanco en el exilio solicitaron en una carta la renuncia de su líder, Berta Soler, al considerar que el grupo necesita una nueva dirección, informó este miércoles el diario Nuevo Herald de Miami (EE.UU.).

Según el reporte, 16 integrantes del grupo en el exilio en Estados Unidos cuestionaron las acusaciones de "traidora" que un grupo de ellas hizo en Cuba en diciembre pasado contra otra de sus fundadoras, Alejandrina García de la Riva, quien está en desacuerdo con las políticas de Soler.

En la carta, las disidentes defienden a De la Riva e instan a Soler a convocar a elecciones para recomponer la dirección del grupo, creado por las esposas y familiares de los 75 opositores condenados a prisión durante la "Primavera Negra" de 2003.

Aniley Puentes, una de las firmantes, aseguró que Soler "había enlodado el nombre de las Damas de Blanco" con "este acto de repudio que es propio de los comunistas", relató al Nuevo Herald la activista, que señaló que el hecho está grabado en un video.

Según el diario, Soler aseguró desde Cuba que no iba a renunciar ni a convocar elecciones.

Soler está de regreso en La Habana después de participar el pasado 5 de febrero en una audiencia ante el Congreso de EE.UU. en la que pidió que el gobierno cubano respete los derechos humanos de la ciudadanía como condición previa al aperturismo económico que está negociando con Washington.

La líder está casada con Ángel Moya, un exprisionero de conciencia del llamado "grupo de los 75", opositores condenados por sus críticas a las reformas del gobierno, que consideraba limitadas.

En diciembre pasado, el presidente estadounidense, Barack Obama, anuncio su intención de regularizar las relaciones diplomáticas con Cuba, rotas desde 1961, y está prevista para la próxima semana en Washington la segunda ronda de conversaciones entre ambos gobiernos.