Managua. El presidente de Nicaragua, el izquierdista Daniel Ortega, manifestó abiertamente por primera vez el lunes su intención de buscar la reelección en 2011, posibilidad que en los últimos meses ha estado generando tensión en el empobrecido país centroamericano.

La Constitución nicaragüense prohíbe la reelección continua, pero el año pasado un dictamen de la Sala Constitucional de la Corte Suprema dijo que Ortega podría buscar un nuevo mandato, en un fallo que fue cuestionado por la oposición.

"Son dos posiciones y nos vamos a ver las caras el próximo año en la gran batalla electoral", dijo Ortega en un discurso en un acto masivo por el 31 aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

"Allá nos vamos a ver las caras y es el pueblo el que tendrá que tomar la decisión", agregó Ortega, que gobernó por primera vez en la década de 1980 con el apoyo de Cuba y la desaparecida Unión Soviética.

Los críticos y opositores de Ortega aseguran que el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) busca instaurar una "dictadura", pero no han logrado un acuerdo de unidad para poder enfrentarlo en los comicios.

El mayor partido de la derecha de Nicaragua nominó este mes al ex presidente Arnoldo Alemán como candidato presidencial, pero éste dijo que se sometería a una pre elección de toda la oposición para definir a un solo abanderado.