El presidente de Nicaragua, el ex guerrillero Daniel Ortega, se apresta a una eventual reelección este domingo frente a cuatro opositores de derecha, en unos comicios marcados por su polémica candidatura y el millonario apoyo de su aliado venezolano Hugo Chávez.

Unos 3.4 millones de nicaragüenses están llamados a votar en elecciones presidenciales y legislativas, sin esperar sorpresas con el favoritismo que dan las encuestas a Ortega, de 48% de intención de voto contra 30% de su principal adversario, el empresario radial Fabio Gadea, según Cid Gallup.

Su postulación por el izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) levantó un polvorín en la oposición, pues está amparada en un fallo de jueces afines que declararon inaplicable en su caso la prohibición constitucional de la reelección sucesiva.

La ley electoral establece que un candidato ganará la Presidencia con mayoría relativa de al menos 40% de los votos, o un mínimo de 35%, con cinco puntos de ventaja o más sobre su inmediato seguidor.