El ministro del Interior, Daniel Urresti, dijo que el gobierno está empeñado en traer a Martín Belaunde Lossio para que responda a la justicia por las acusaciones que existen en su contra, al comentar la orden de captura dictada esta mañana por la justicia boliviana sobre el prófugo empresario.

"Belaunde tiene orden de captura y debe venir al país a rendir cuentas, ese es el trabajo que se está realizando y el Gobierno es el más interesado en ello, pues se han tejido novelas. Con la presencia de él acá y la investigación, todo este castillo armado terminará por derrumbarse", señaló.

Urresti evitó ahondar en el tema, al referir que lo que se busca es evitar que se politice el caso, que es manejado a nivel de los ministerio de Justicia y Relaciones Exteriores, portafolios que, estimó, se pronunciarán al respecto en las próximas horas.

"Lo último que queremos es que pueda aducir persecución política y no se dé la detención", declaró a la prensa.

Para el ministro, luego de que Belaunde Lossio retorne al país será el Poder Judicial el que determine si es culpable o no en función a lo evaluado en un debido proceso.

Por otro lado, desmintió haberse insubordinado a la jefatura del Gabinete Ministerial, como argumentaron algunos medios de prensa, y destacó el trabajo liderado por Ana Jara Velásquez.

Urresti declaró tras inspeccionar el mercado de San Jacinto para evaluar los resultados de estrategias de intervención.