El canciller David Choquehuanca planteó renegociar el Tratado de Paz y Amistad que Bolivia firmó con Chile en 1904; de no hacerlo, advirtió que se deberá denunciar su incumplimiento por parte del país vecino.

Agregó que “tenemos que sentarnos ambos países para revisar la historia, para ver el tratado, si estamos cumpliendo o no estamos cumpliendo, como hermanos. Y encontrar una salida que beneficie a Bolivia y Chile y que pueda garantizar esta integración mayor”.

La declaración fue recogida por el diario La Tercera de Chile de una entrevista que la autoridad boliviana otorgó al canal de televisión RT durante su visita a Rusia. El medio informativo titula la nota periodística en sentido de que el canciller “amenaza con desahuciar el tratado limítrofe”.

El Tratado de 1904 puso fin al estado de guerra entre Bolivia y Chile, reconociendo el dominio perpetuo de Chile sobre los territorios bolivianos que hasta ese entonces ya administraba el país vecino, de acuerdo con lo estipulado en el Pacto de Tregua de 1884.

Con el propósito de suplir de alguna manera la carencia de una salida propia al mar por parte de Bolivia, Chile se obliga a construir un ferrocarril de Arica a La Paz, conceder a Bolivia créditos de hasta 5% para la construcción de otras líneas férreas en tierras bolivianas, concederle un derecho de libre tránsito por su territorio y puertos en el Pacífico, y entregarle 300 mil libras esterlinas.

El director de la oficina de Reivindicación Marítima, Rubén Saavedra, aseguró que para el 41° periodo de sesiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se desarrollará en El Salvador entre el 5 y 7 de junio, Bolivia hará conocer su nueva política de Estado sobre su demanda marítima y su decisión de recurrir a un tribunal internacional al respecto.

Renegociación. El canciller David Choquehuanca añadió que el 2012 entra en vigencia un artículo de la Constitución que obligará a renegociar el tratado limítrofe con Chile.

La novena disposición transitoria de la Carta Magna describe que los tratados internacionales anteriores a la Constitución y que no la contradigan se mantendrán en el ordenamiento jurídico interno, con rango de ley.

Establece también que “en el plazo de cuatro años desde la elección del nuevo Órgano Ejecutivo, éste denunciará y, en su caso, renegociará los tratados internacionales que sean contrarios a la Constitución Política del Estado”.

OEA. Por su parte, el director de la oficina de Reivindicación Marítima, Rubén Saavedra, aseguró que para el 41avo periodo de sesiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se desarrollará en El Salvador entre el 5 y 7 de junio, Bolivia hará conocer su nueva política de Estado sobre su demanda marítima y su decisión de recurrir a un tribunal internacional al respecto.

“El informe anual que presenta Bolivia a las sesiones de la OEA es un trabajo de la Cancillería. Allí se hará conocer la nueva postura que se adoptó a partir del 23 de marzo (del 2011). Es decir, que ya tenemos una política de Estado que además de privilegiar el diálogo bilateral, Bolivia también acudirá a tribunales internacionales para buscar solución al tema marítimo”, aseguró.

En la referida sesión de la OEA, además se presentará el informe anual sobre el estado de las recomendaciones de este organismo sobre la demanda marítima boliviana, a fin de evaluar si efectivamente han sido cumplidas.

Saavedra dijo, en el programa televisivo y radial El Pueblo es Noticia, que la asamblea de la OEA reunida en La Paz en 1979 emitió una resolución que declara de “interés hemisférico permanente” el enclaustramiento marítimo boliviano; la cual, sin embargo —dijo — Chile incumplió, además de sucesivos pronunciamientos del organismo internacional.

La reivindicación marítima boliviana ha sido planteada en distintos foros; el actual gobierno continuará con esta estrategia.

Por último, el dignatario resaltó que el Gobierno está utilizando todos los medios pacíficos para solucionar este diferendo internacional y, como lo establece el mismo Tratado de 1904, se está acudiendo a organismos internacionales para resolverlo, y que de manera complementaria “estamos abiertos al diálogo bilateral”.

“Todos los canales que está utilizando Bolivia son canales que van por la vía pacífica para solucionar nuestros conflictos”, finalizó Rubén Saavedra.

Saavedra ve incumplimiento. El responsable de la Dirección de Reivindicación Marítima, Rubén Saavedra, destacó al menos dos obligaciones que están establecidas en el Tratado de 1904 y que son incumplidas por Chile.

“Chile dice que prima el Tratado de 1904. Chile señala que está cumpliendo y siempre lo ha cumplido. Sin embargo, los hechos nos demuestran que no es así”, aseguró. Refirió que en ese Tratado se establece a perpetuidad el más amplio y libre derecho de tránsito comercial por su territorio y el acceso a los puertos en el océano Pacífico.

“Ese libre tránsito lastimosamente se ve cotidianamente obstaculizado por una serie de argumentos por parte de autoridades y agentes de Chile”, dijo. Otro elemento incumplido es la obligación que tiene Chile de mantener de manera permanente el ferrocarril Arica-La Paz.

“Nosotros podemos constatar que hace unos 15 a 20 años que ese ferrocarril no existe más”, remarcó. “No hay un cumplimiento efectivo de lo que se pactó en el Tratado de 1904. Eso es clarísimo a pesar de lo que puedan informar las autoridades de Chile”, afirmó Saavedra.

Con estos argumentos, respondió a la exigencia del mandatario chileno, Sebastián Piñera, para con Bolivia, de respetar ese acuerdo que logró la paz entre ambos países después de una guerra.

La anterior semana, Piñera afirmó desde Italia, a un diario de su país, que el primer requisito para mantener un diálogo sólido con Bolivia es “el pleno y total respeto” del tratado de 1904, el cual delimitó la actual frontera entre ambos países; aseguró, además, que ese acuerdo es “un tratado de límites que fue válidamente celebrado y está plenamente vigente”.

Consulta a gobernadores y alcaldes. En la necesidad de “cohesionar todo lo que implica la opinión nacional” sobre la demanda por el mar, en las siguientes semanas también serán convocados gobernadores y alcaldes, informó el responsable de la Dirección Estratégica Marítima, Rubén Saavedra.

El director añadió que en la preparación de la estrategia boliviana por un acceso soberano al Pacífico, es de primera importancia el “trabajo interno” que se haga entre los propios bolivianos.

Campaña. La labor a nivel internacional, reveló Saavedra, se la realiza a través de las embajadas bolivianas en el exterior. Estamos con tareas previas de coordinación con los embajadores que tenemos en distintos países para que ellos también transmitan la posición boliviana respecto al tema marítimo, dijo.

“Estamos trabajando en diferentes flancos, lo que permitirá en el futuro, una vez que terminemos de diseñar la demanda, poder recibir el apoyo no sólo de bolivianos, sino también de ciudadanos de otros países, lo cual reforzará nuestra posición a nivel internacional”.

Bolivia perdió su acceso soberano al mar en la denominada Guerra del Pacífico con Chile, en 1879. Desde entonces, el país ha reclamado en diversos foros internacionales por la solución de este problema que a la fecha ya lleva 132 años.

En el año 2006 se reavivaron los acercamientos con Chile para dialogar y solucionar los problemas pendientes. A raíz de dicho acercamiento, se elaboró una agenda de diálogo de 13 puntos, la cual por primera vez incluyó la demanda marítima de Bolivia.

Calcularán el daño económico del encierro. Entre las tareas que se impuso la Dirección Estratégica Marítima está el “dimensionamiento de lo que Bolivia dejó de percibir como utilidad” por su falta de acceso soberno al oceano Pacífico, señaló su titular Rubén Saavedra.

Para este y otros temas estratégicos de la demanda boliviana por el mar, se conformaron equipos de trabajo, tanto de historiadores como de profesionales bolivianos “internacionalistas” expertos en temas económicos. Para el país, enfatizó Saavedra, el enclaustramiento marítimo ha sido una de las mayores limitantes en su desarrollo económico.

Si bien básicamente los equipos de trabajo de la Dirección están constituidos por profesionales bolivianos, también se está teniendo contacto con expertos internacionales, informó. “Todos los expertos internacionales a que se ha acudido han expresado su simpatía e identificación con la causa boliviana”.

Militares. Saavedra también reveló que, en días recientes, el propio presidente Evo Morales convocó a ex almirantes y ex comandantes de la Armada Boliviana para colaborar en la Dirección.

Las ex autoridades militares expresaron su total apoyo a la política de Estado de acudir a los tribunales internacionales. “Han expresado su deseo de ser parte de los equipios de trabajo de la Direccion”, remarcó Saavedra, añadiendo que los estudios y la experiencia de los ex comandantes en el tema es de especial valor.