Londres. Cincuenta pacientes siguen hospitalizados por las heridas sufridas en el atentado de Manchester de la semana pasada, incluidos 17 que se encuentran en cuidados intensivos, dijo el martes la autoridad sanitaria de Inglaterra.

El atentado suicida con bomba en el lugar donde se celebraba un concierto pop mató a 22 niños y adultos, y un total de 116 personas recibieron tratamiento hospitalario en los días posteriores.

La autoridad sanitaria NHS England dijo que estar en cuidados intensivos no significaba estar herido de gravedad. No dio más explicaciones, pero los médicos y responsables hospitalarios dijeron la semana pasada que algunos pacientes habían sufrido lesiones que cambiarían su vida en órganos importantes y extremidades.