Argentina. El ex ministro de Planificación y actual diputado, Julio De Vido, enfrentará el miércoles una nueva audiencia del juicio que se le sigue por la tragedia del tren de Once, tras una semana en la que su situación en los tribunales federales de Retiro se complicó con una nueva citación a declaración indagatoria por Odebrecht, un reclamo fiscal de embargo de sus bienes por fraude en la obra pública y a la espera de la definición de la Cámara Federal porteña sobre un pedido de detención en la investigación por fraude en el yacimiento de Río Turbio.

Con esta perspectiva, el ex ministro kirchnerista se sentará el miércoles ante el Tribunal Oral Federal 4, en un día en el que pasarán casi al mismo tiempo por Comodoro PY 2002 todos los abogados defensores, de las querellas y familiares de víctimas del choque de febrero de 2012, para participar de una audiencia preparatoria convocada por la Cámara de Casación Penal.

De Vido tendrá que escuchar el miércoles las respuestas por parte de una de las querellas de los familiares de víctimas, la de la Oficina Anticorrupción, y la de la fiscalía al planteo hecho la audiencia pasada por su abogado defensor Maximiliano Rusconi, quien pidió que se lo absuelva de inmediato y se declare nulo el juicio oral porque su cliente -sostuvo- no cometió delito alguno.

Un día antes, el martes, Rusconi deberá presentar ante la sala II de la Cámara Federal porteña una mejora de argumentos para responder a un pedido del fiscal federal Carlos Stornelli, quien busca que la Justicia reclame al Congreso Nacional el desafuero al actual diputado De Vido y que se ordene su detención en una causa por un multimillonario fraude en el Yacimiento Carbonífero Río Turbio durante su gestión.