Santiago. Debate ha causado en Chile el incidente protagonizado por el presidente Sebastián Piñera, quien en su helicóptero privado aterrizó este sábado acompañado por un amigo -el empresario Andrés Navarro- en medio de un camino pavimentado ubicado en una localidad de la zona centro sur del país.

La nave, que tradicionalmente es piloteada por el propio mandatario, había salido de Cerro Castillo, en Viña del Mar, y el destino final era lago Ranco, donde el jefe de Estado disfrutará de sus vacaciones.

De acuerdo al video de un aficionado, Piñera preguntó a los habitantes del Quilicura Bajo, en los alrededores de Curanipe, el lugar específico donde se encontraba y llamó por teléfono para conseguir bencina para su nave.

"Veníamos estrechos (de bencina)", le comentó Piñera a la policía. Y más tarde descartó que se haya tratado de un aterrizaje de emergencia.

Sin embargo la situación despertó polémica respecto a la prudencia de que Sebastián Piñera continúe piloteando como lo hacía antes de acceder a la presidencia.

En la alianza de gobierno, el secretario general de la UDI, Víctor Pérez, dijo que Piñera "es presidente por 24 horas durante cuatro años, aunque esté de vacaciones", por lo que debe seguir los consejos de las instituciones encargadas de resguardarlo.

Más duro fue el senador de oposición, el socialista Camilo Escalona, quien enfatizó que “el cargo de presidente no es para jugar al helicóptero".

Al parecer, Piñera no está muy dispuesto a seguir esos consejos, pues ha dicho en privado que continuará piloteando para acumular las horas necesarias para renovar su licencia de piloto, informó La Tercera.

Después de ser electo presidente, personal de Carabineros a cargo de su seguridad le recomendó no pilotar y evitar actividades riesgosas.