Buenos Aires. El Senado de Argentina inició este miércoles a las 10:30 el debate sobre si aprueba la legalización del aborto, al cabo de cinco meses de un intenso y acalorado debate que del parlamento se trasladó a las calles.

Según el diario La Nación de Argentina, 38 senadores votarán en contra, 1 está indeciso y 31 aprobarán el proyecto, además de una senadora ausente por prenatal. este resultado deja un panorama complejo para la aprobación de la iniciativa.

“Calculamos la votación hacia las tres o cuatro de la mañana de este jueves”, dijo al ingresar al Congreso el senador Ángel Rozas, de la coalición gobernante Cambiemos, quien ratificó su rechazo a la ley.

La presión se redobla a medida que trasciende que la mayoría de los senadores rechazará el proyecto, aprobado en junio por Diputados con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención.

“Calculamos la votación hacia las tres o cuatro de la mañana de este jueves”, dijo al ingresar al Congreso el senador Ángel Rozas, de la coalición gobernante Cambiemos, quien ratificó su rechazo a la ley.

"Nuestros números los da la calle". Miles de personas, tanto a favor como en contra, se congregaron desde la madrugada frente al Congreso Nacional, en Buenos Aires, para acompañar la sesión, que podría durar unas 12 horas.

La Plaza de los Dos Congresos, ubicada frente al Parlamento, quedó dividida en dos, de un lado el sector "verde", el color que identifica a los defensores del aborto legal, y el "celeste", usado por quienes están en contra. Se espera que con el paso de las horas decenas de miles de personas participen en las movilizaciones.

"Nuestros números los da la calle", afirmaron las organizadoras de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, al confiar en que la multitudinaria manifestación llevará a los senadores a cambiar de decisión y aprobar la interrupción voluntaria del embarazo.

Del otro lado, los organizadores de la campaña antiabortista, autodenominada a favor de "las dos vidas", también convocaron una vigilia frente al Congreso. La Iglesia católica organizó misas en sus templos y pidió a sus fieles salir a las calles a expresarse en contra del aborto.

Macri: "ganará la democracia". Ante un debate de semejante envergadura, las autoridades partidarias dieron libertad de conciencia a sus diputados, incluido el presidente Mauricio Macri, del conservador frente Cambiemos.

Pese a que personalmente está en contra del aborto, Macri optó, el 1 de marzo pasado, por facilitar este debate, considerado histórico. El jefe de Estado afirmó este miércoles que "no importa cuál sea el resultado, hoy ganará la democracia".

Si se aprueba la normativa, Argentina sería el tercer país de Latinoamérica que permite a las mujeres decidir sobre la interrupción del embarazo y que el sistema de salud lo contemple. Sólo Cuba y Uruguay poseen una legislación similar.

*Con información de DW y Biobiochile.cl.