El Tribunal Segundo de Garantías Penales de Pichincha declaró culpables al ex jefe de la Escolta Legislativa, Rolando Tapia, y cinco policías más, implicados en el delito de atentado contra la seguridad del Estado, durante las protestas del 30 de septiembre de 2010.

Por más de ocho horas, desde las 18:00 del lunes 27 de junio hasta las 02:15 de este martes 28, los miembros del Tribunal deliberaron una sentencia contra los policías Francisco Noboa, Patricio Simancas, Marco Tibán, Mario Flores y Carlos Tasinchana quienes, junto a Tapia, estaban acusados de impedir el ingreso de los asambleístas al Palacio Legislativo durante la revuelta policial.

El hermetismo fue la tónica de la larga jornada nocturna. El presidente del Tribunal, Renato Vásquez, ordenó el desalojo completo de familiares a amigos de los acusados para dictar la sentencia. Además dispuso que la prensa ocupara un espacio en el que difícilmente se podía apreciar lo que sucedía al interior del recinto judicial.

Solo a las 03:50 de este martes se pudo conocer la decisión de los magistrados, cuando Tapia salió escoltado por un fuerte contingente policial, anunciando que había sido encontrado culpable. “Funcionaron las influencias que hubieron en todos los niveles. Han encontrado la cabeza que buscaban” manifestó el exoficial.

Para el abogado de Tapia, Víctor Hugo Cevallos, la sentencia dictada más que una resolución jurídica es política.

Esto mientras una mujer caía desmayada al conocer que todos los policías fueron declarados culpables por el Tribunal.

Para el abogado de Tapia, Víctor Hugo Cevallos, la sentencia dictada más que una resolución jurídica es política. “Basta con escuchar al presidente del Tribunal decir que la actitud de la Policía Nacional el 30 de septiembre, fue reprochable al existir saqueos. No logramos entender cómo un juez se puede permitir este tipo de comentarios”, señaló Cevallos.

Por su parte, Carlos Poveda, abogado de Tibán, recordó que la defensa aún cuenta con algunos recursos legales para apelar la decisión, y cuestionó que el Tribunal de Garantías Penales no haya tomado en cuenta más elementos de valoración, con los que se buscaba demostrar la inocencia de los acusados.

En los próximos días se daría a conocer las penas que aplicarían los jueces para cada caso.