México. La defensa del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán alista una estrategia legal para revertir o al menos retrasar su posible extradición a Estados Unidos en tanto no llegue a un acuerdo satisfactorio con el gobierno de ese país, dijo a Xinhua uno de sus abogados.

A juicio del abogado José Refugio Rodríguez, cabeza del equipo legal del capo del cártel de Sinaloa, se prevé que la Cancillería mexicana avale la extradición durante los siguientes 20 días hábiles, después de que un juez federal opinase el pasado viernes que procede la entrega porque Washington fundó legalmente su petición.

No obstante, el litigante adelantó que promoverán un juicio de amparo una vez que la Cancillería resuelva extraditar al capo para que sea procesado por la Corte Federal del Distrito Sur de California, que desde 1995 lo busca por el cargo de asociación delictuosa para traficar cocaína hacia su territorio con el objeto de distribuirla.

"Estoy seguro de que (la Cancillería) va a aprobar la extradición, de que Joaquín es extraditable, y contra esa determinación nos vamos a ir al amparo", comentó Rodríguez en entrevista.

El abogado afirmó que sólo una negociación satisfactoria con el Departamento de Justicia de EEUU evitaría que utilicen los medios legales a su alcance para buscar revertir la extradición de Guzmán, catalogado por los gobiernos de ambos países como el líder del cártel de la droga más poderoso en la actualidad.

Por el cargo que pesa en su contra, la corte californiana podría condenarlo a no menos de 10 años de prisión conforme a la regulación penal del vecino país del norte, según expuso EE.UU. al juez mexicano que estudió la legalidad de la petición de extradición.

Desde el 2 de marzo, el equipo legal de "El Chapo", nacido en una pequeña comunidad rural de la municipalidad de Badiraguato, en el estado de Sinaloa (noroeste), advirtió que no litigará contra la extradición sólo si el gobierno estadounidense lo interna en una prisión de mediana seguridad y pide a la corte una sentencia menor.

Por el cargo que pesa en su contra, la corte californiana podría condenarlo a no menos de 10 años de prisión conforme a la regulación penal del vecino país del norte, según expuso EE.UU. al juez mexicano que estudió la legalidad de la petición de extradición.

Rodríguez negó detallar si su equipo ya entabló acercamientos con el gobierno de Washington bajo el argumento de que esa situación corresponde trabajarla a un abogado que se encuentra en ese país.

Sin embargo, el litigante dijo que si actualmente planean tramitar un juicio de garantías en cuanto la Cancillería emita su postura es porque todavía no llegan a una negociación satisfactoria con EEUU.

"La idea de ir para Estados Unidos es ir con algo arreglado", respondió Rodríguez.

Calculó que la entrega de Guzmán a EE.UU. podría tardar entre uno y tres años, si no se concreta ese acuerdo o incluso ser suspendida por un juez mexicano si la estrategia legal funciona.

Por lo pronto, en los siguientes 50 días hábiles no cabe la posibilidad de que "El Chapo" sea enviado ante la corte de California porque un juez federal concedió a su defensa el 7 de mayo una suspensión contra una extradición fuera de los tiempos legales.

Rodríguez explicó que esa suspensión abarca los 20 días que tiene la Cancillería para definir su postura y otros 30 para que la defensa pueda tramitar un juicio de amparo contra la decisión.

La defensa solicitó y obtuvo dicho recurso judicial la mañana del 7 de mayo, cuando el gobierno mexicano reubicó al narcotraficante en la cárcel federal de Ciudad Juárez, en el norteño estado de Chihuahua, luego de mantenerlo preso por casi cuatro meses en la prisión de máxima seguridad del Altiplano, en el central estado de México.

El litigante señaló que Guzmán sospechó que sería entregado ese día a EE.UU., debido a que las autoridades penitenciarias no le informaron el motivo por el cual lo sacaron de su celda en el Altiplano y lo subieron en un jet para trasladarlo a la prisión en la fronteriza ciudad con El Paso, Texas (EE.UU.).

"El estuvo preocupado cuando se lo llevaron porque pensó que lo iban a extraditar. No le dijeron para dónde iba", abundó Rodríguez.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS), responsable del sistema penitenciario federal mexicano, informó que la reubicación del narcotraficante se debió sólo a que se efectúan obras para mejorar la seguridad del Altiplano, prisión de la que Guzmán escapó el 11 de julio de 2015 por un túnel clandestino construido por cómplices.

"El Chapo" Guzmán se encuentra preso desde el pasado 8 de enero, cuando marinos lo recapturaron en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, tras rastrear sus pasos por seis meses después de su fuga del Altiplano, la segunda que logró llevar a cabo de una prisión de máxima seguridad en menos de 15 años.