Lima, Xinhua. Perú necesita refundar la Policía Nacional para luchar con más eficacia contra la ola de criminalidad y la delincuencia que azota a este país andino, propuso este miércoles el congresista peruano Víctor Andrés García Belaunde.

El diputado demandó la conformación de una comisión especial que trabaje en la modernización de esta institución para mejorar la seguridad ciudadana, que recientemente costó la vida de un vicepresidente regional, un empresario, un periodista y otros ciudadanos.

García Belaunde también planteó que en esta comisión deben participar todos los organismos involucrados en la lucha contra la criminalidad para finalmente suscribir un acuerdo que permita mejorar la seguridad en las calles.

El llamado del congresista se dio en el marco del último informe sobre la situación de la criminalidad, que indicó un aumento de 23% en todo el país.

A esta propuesta, que permita mejorar los niveles de seguridad ciudadanos, también se unió la diputada Luisa María Cuculiza, quien pidió mano dura contra la delincuencia con el uso de facultades a los agentes de seguridad en las calles.

Cuculiza, además, demandó que se debe mejorar las remuneraciones de los efectivos policiales y otorgarles incentivos para que cumplan una mejorar labor de custodia.

Recientemente el Congreso peruano otorgó facultades especiales al gobierno peruano para hacer reformas en materia de seguridad y, también, se firmaron 27 decretos legislativos para hacer una reforma policial.

La congresista peruana agregó que en el combate contra la criminalidad deben participar de manera coordinada los diversos órganos estatales como el Poder Judicial y la Fiscalía de la Nación.

Recientemente el Congreso peruano otorgó facultades especiales al gobierno peruano para hacer reformas en materia de seguridad y, también, se firmaron 27 decretos legislativos para hacer una reforma policial.

Actualmente, la Policía Nacional de Perú cuenta con 114.000 agentes que se encuentran distribuidos en todo el país, pero de esta cantidad solo 80.000 cumplen labores de vigilancia, el resto cumple funciones administrativas, escolta funcionarios y resguarda cárceles.