Santiago, Xinhua. Las denuncias de irregularidades en algunas comunas de Chile durante el conteo de votos de las elecciones municipales del domingo pasado, generaron protestas por parte de bandos que exigen el recuento de los sufragios, dijeron este martes fuentes partidarias.

Las dudas sobre el proceso electoral del domingo se han extendido a otras comunas en Chile, añadieron.

En Renca, Ñuñoa y en Estación Central se ha solicitado el recuento de votos, lo mismo que en la ciudad de Valdivia, al sur del país.

Además, en la comuna de Renca, de acuerdo con los partidos opositores, estarían extraviados cerca de 8.000 votos de la elección de concejales, pues existirían incongruencias entre las actas y la información que se entregó al Servicio Electoral (Servel).

Según las informaciones que se han dado a conocer por las autoridades, se han contabilizado 40.006 votos emitidos para alcalde, pero en el caso de concejales se contabilizaron sólo 32.505.

Los partidarios del candidato opositor a alcalde de la comuna de Renca, Cristián Bowen, acusaron de fraude electoral a favor de la re-electa Vicky Barahona, representante del oficialismo.

Unas 200 personas se reunieron anoche para protestar por esta situación en la Plaza de Renca, pero la policía intervino y se desataron disturbios en la zona.

La protesta terminó con una persona herida como consecuencia de una caída por el uso del chorro de agua del carro lanza guas, y hubo ocho detenidos por la policía.

La tarde del lunes, unos 30 partidarios del candidato a alcalde opositor por Valvidia, Carlos Amtmann, se reunieron en las afueras de un local de votación para marchar hacia la plaza comunal, exigiendo un recuento de votos, pero la manifestación también derivó en incidentes con la policía.

De acuerdo con el recuento, Carlos Amtmann reunía 22.399 votos y el virtual alcalde electo del oficialismo, Omar Sabat, 22.508 votos.

La estrechez de resultados, y conteos diferentes, llevaron a exigir al Tribunal Electoral Regional que se lleve a cabo una nueva revisión voto a voto.

En estas elecciones municipales, donde se eligieron a los representantes de los gobiernos locales, debutó el sistema de voto voluntario que produjo la más alta abstención ciudadana en la historia política de Chile, con un 65% de personas que no acudieron a sufragar.

La elección en todo el país terminó con una victoria de la oposición que obtuvo un 43% de la votación nacional en alcaldes, contra un 37% del oficialismo.