El jefe del bloque de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Orlando Blanco, afirmó que la semana pasada, durante la elección de los magistrados para la sala de Apelaciones, los diputados oficialistas ofrecieron dinero a cambio de aprobar los bonos.

“Empezaron ofreciendo Q100 mil (US$12.713) la semana pasada. Como vieron que nadie les hizo caso le subieron a Q200 mil (US$25.426). Este domingo— por la noche aún decían Q250 mil (US$31.782); Este lunes en la mañana les dijeron a algunos diputados que les daban Q300 mil (US$38.139), y que era el tope”, detalló.

Blanco afirmó que no dará nombres hasta que se consume el acto. “Si es necesario decir nombre y apellidos de los que hicieron las ofertas, lo haremos”, afirmó. Solo adelantó que recibieron llamadas de ex funcionarios del ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) y que son del PP.

La aprobación de los bonos se haría de urgencia nacional, con 105 votos, e incluiría una ampliación de Q550 millones (US$69,9 millones) para el CIV, monto que fue derogado junto con la ley de protección de obtención de vegetales.

Además tendría apoyo del bloque de oposición Libertad Democrática Renovada (Líder), como parte del paquete que les permitió elegir a los magistrados de las Cortes la semana recién pasada. Esa fusión les daría a los oficialistas cien votos, monto que bajaría a 95 por los faltistas, por lo cual requieren de otros 10 diputados.

Medias tintas. Consultado Roberto Villate, jefe de la bancada de Líder, no fue contundente en su respuesta: “Hoy —anoche— le digo que no, que según yo sigo con la interpelación —de la ministra de Educación, Cynthia del Águila—, pero la política es cambiante. En este tema no tenemos resolución de apoyar”. Respuestas parecidas dio minutos antes de que se concretara la elección de magistrados de Apelaciones.

Sin embargo, trascendió que los oficialistas aún no tienen los votos que necesitan, por lo que hoy se aprobarían las reformas al Código de Trabajo, pese a críticas de sectores sociales y sindicalistas, que temen repercusiones negativas para ese gremio, por no tratarse de los cambios que demanda Estados Unidos.

La presión que recibe el PP se debe a que el 30 de noviembre culmina el segundo período ordinario de sesiones, lo que les deja alrededor de seis sesiones, tiempo durante el cual deben elegir al contralor general de Cuentas y a la Junta Directiva para el próximo año, además de aprobar el presupuesto para el 2015 y cuatro préstamos que figuran en el plan de gastos.

Secreto a voces. Nineth Montenegro, jefa de Encuentro por Guatemala, afirmó que el PP requiere aprobar los bonos porque eso le permitiría afianzarse de fondos y ampliar el techo presupuestario, por lo que, si no pasa el Presupuesto para el próximo año por Q71 mil 500 millones (unos US$9.089,8, millones) tendrían un techo de Q72 mil 485.4 millones (US$9.215 millones).

Agregó que ha escuchado rumores sobre ofertas de dinero a los diputados y de presiones a diversos bloques. Por ejemplo, “dicen que los maestros y los salubristas van a salir a manifestar, y que incluso le van a quitar recursos al Congreso”.

Con las supuestas ofertas saltan los aprovechados, pues se supo que algunos han pedido los recursos por adelantado, con el argumento de que el oficialismo no cumple después.

Amílcar Pop, diputado de Winaq, indicó que escuchó rumores que envolvían un beneficio económico. “Algunos manejaban que la oferta era de Q150 mil. No sabía que ya la habían aumentado”, dijo. Aclaró que a él no le hicieron ninguna oferta y pidió que haya denuncias porque los que ofrecen incurren en tráfico de influencias, y los que reciben, en enriquecimiento ilícito.

Los jefes de los bloques Compromiso, Renovación y Orden, Carlos Fion, y Todos, Carlos López, coincidieron en que no han escuchado ninguna propuesta y aseguraron que no apoyarán la aprobación de los bonos porque consideran que representa más endeudamiento para el país.

Finanzas

Recorte generalizado. Dorval Carías, ministro de Finanzas, expuso este lunes que el programa de recorte presentado al presidente Otto Pérez Molina incluye una profunda ampliación del gasto, y solo se cubrirá el pago de la nómina salarial y de la deuda, así como los servicios básicos para el siguiente trimestre, porque no se aprobaron los bonos del Tesoro.

“Solo se atenderán compromisos del Gobierno como la compra de alimentos por la sequía y otras prioridades que se reducirían a la mínima expresión”, resaltó.

Carías aseguró que se recurre a los ingresos corrientes captados por la vía de impuestos para cumplir con los compromisos del pago del servicio de la deuda, y eso limita la asignación. Explicó que se dieron instrucciones para exigir mayor recaudación a la SAT.-Por Urías Gamarro.