Tanto las Fuerzas Conjuntas como la Fiscalía alertaron sobre grupos que se estarían haciendo pasar por el EPP para cometer hechos delictivos en el norte. Un caso sería el asesinato del peón Isidro Villalba, ocurrido el sábado en Hugua Ñandu.

“Muchos delitos tratan de maquillarse con el tema del EPP, como los abigeos que se visten de camuflados”, manifestó el coronel Héctor Grau, vocero de las Fuerzas Conjuntas.

Dijo que no sería la primer vez que delincuentes comunes se “disfrazan” del grupo armado para cometer delitos.

Por esta razón, sería todavía imprudente atribuir al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el asesinato del peón Isidro Villalba (30), dijo en contacto con Radio Canal 100.

Explicó que además de los uniformes camuflados, no existe otro indicio de que el asesinato del hombre haya sido responsabilidad del grupo armado.

Por su parte, el fiscal Federico Delfino declaró a la misma emisora que “había intención de despistar a las fuerzas del orden”.

Por lo tanto, en este caso, se presume que están detrás “delincuentes comunes”, señaló. “Todavía no existen indicios de que hayan sido ellos (los del EPP)”, indicó Delfino.

La forma en que murió el peón Isidro Villalba Cáceres es prácticamente similar a como fueron asesinados por el EPP otros pobladores del mismo distrito, considerado zona de influencia del grupo armado.

El hallazgo del cuerpo se produjo ayer a las 06:00, a 40 kilómetros de la Ruta V “Gral. Bernardino Caballero”, a la altura del kilómetro 71.

La vivienda de la víctima fatal fue tomada por asalto el sábado alrededor de las 20:30 por cuatro hombres con uniformes de camuflaje y fuertemente armados.

Los malvivientes redujeron a la esposa e hijos del peón, para luego sacar al hombre de la casa. Lo llevaron a otro sector de la propiedad, donde lo arrodillaron y lo ultimaron con tres tiros.