La Paz, Andina. El vocero de la bancada del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Cámara de Diputados, Roberto Rojas, denunció este viernes un supuesto intento de golpe de Estado por parte de sectores opositores al gobierno de Evo Morales.

Acusó a los derechistas Movimiento Sin Miedo (MSM) y Unidad Nacional (UN) de orquestar una conjura contra el gobierno y se refirió a un presunto financiamiento a una marcha de pueblos indígenas.

Recordó las declaraciones de la diputada del MSM, Marcela Revollo, quien admitió el financiamiento de su partido a la novena marcha, cuya consigna es la supuesta protección del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure.

Criticó, asimismo, las declaraciones del líder de UN, Samuel Doria Medina, quien dijo que se debe "colgar" a Morales, como sucedió con el ex presidente Gualberto Villarroel (1944-46), según la Agencia de noticias ABI.

"El jefe de UN ha hecho una declaración referida a que quieren colgar al Presidente (Evo Morales) igual que Villarroel, incluso ha mencionado que algunos dirigentes de la ciudad de El Alto estarían pensando colgar al Presidente, eso es una conspiración de manera conjunta de Unidad Nacional y lo que es el MSM y otros partidos de la derecha", expresó.

Rojas sostuvo que la conspiración contra el Gobierno sería apoyada por sectores radicales de la Central Obrera Bolivia (COB).

Bolivia vive varias semanas de conflictos sociales, con huelgas y manifestaciones, sin que el gobierno de La Paz pueda encontrar una solución al problema.

Durante la inauguración del XV Congreso de la Federación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Cochabamba, Morales pidió hoy a los campesinos propuestas para llevar adelante a Bolivia e indicó que los indígenas originarios constituyen, junto a los movimientos sociales, parte importante del proceso de cambio en el país.