Bruselas. El depuesto líder catalán Carles Puigdemont dijo el martes en una conferencia de prensa en Bruselas que aceptaba las elecciones anticipadas convocadas por el Gobierno central de España en Cataluña y que no estaba buscando asilo en Bélgica.

Puigdemont dijo que estaba intentando escapar de la justicia después de que la Fiscalía General del Estado español lo acusara a él y a su gobierno de rebelión y sedición.

El cesado líder no aclaró cuánto tiempo permanecería en Bélgica y agregó que volvería a Cataluña cuando el gobierno español le entregue “garantías”.

Más temprano, el Tribunal Constitucional anunció que suspendió cautelarmente la declaración de independencia de Cataluña aprobada en el Parlamento regional el viernes.