Tres policías y un piloto perdieron la vida este martes (06.09.2016), luego de que el helicóptero en el que viajaban, y que cumplía labores de apoyo en una operación de detención de líderes de grupos delictivos, fuera derribado en el Estado mexicano de Michoacán. El aparato malogrado era un Eurocopter que cumplía labores en acciones operativas de la Fiscalía, detalló el Gobierno estatal a la agencia EFE.

De acuerdo con las fuentes, los hechos se produjeron en la tarde en la comunidad de La Angostura, en el municipio de La Huacana (Apatzigán), cuando la aeronave vigilaba desde el aire un convoy de soldados y policías federales y estatales que perseguían un grupo armado que al parecer escoltaba a Ignacio Andrade Rentería, alias “El Cenizo”. Rentería es identificado como exjefe de sicarios del cartel de los Caballeros Templarios, organización debilitada a partir del 2013 con el surgimiento de los grupos de autodefensa en Michoacán.

El gobernador Silvano Aureoles detalló que el helicóptero operaba “en una zona de difícil acceso por tierra” y lamentó “el deceso del piloto, tres policías y un policía lesionado que cumplían con su compromiso de preservar la paz en el estado”. Michoacán es uno de los focos rojos de la violencia de las organizaciones de la delincuencia organizada en México, junto con los vecinos Jalisco y Guerrero.

Armamento “pesado”. Según la prensa local, en Apatzingán se habían registrado enfrentamientos entre dos grupos rivales (donde habría muerto el hermano de “El Cenizo”, apodado “El Papas”) que se disputan el territorio, por lo que la Policía acudió al lugar a contenerlos. “En la región de Apatzingán se mantiene un operativo enfocado a la detención de líderes de células delictivas", señaló a través de Twitter el gobernador Aureoles. Fuentes policiales señalaron al diario Excélsior que el ataque contra el helicóptero fue realizado con armamento “pesado”.

Ya el pasado fin de semana, soldados y policías decomisaron un arsenal tras dos enfrentamientos con presuntos sicarios de “El Cenizo”, destacando el hallazgo de dos lanzacohetes y tres misiles antitanque. En Michoacán operan los carteles Jalisco Nueva Generación, para el que presuntamente trabaja actualmente “el Cenizo”, la Nueva Familia Michoacana, los Caballeros Templarios, los Viagras y los H-3, entre otros.