El rechazo a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, llegó en julio a un máximo histórico del 70% en medio de una desaceleración económica y un descontento social por la clase política, mostró el lunes un sondeo privado.

La encuestadora Gfk Adimark dijo que el apoyo a la mandataria socialista alcanzó un 26%.

"La presidenta obtiene en julio un inédito nivel de desaprobación, la más alta nunca observada en nueve años de mediciones comparables", dijo la firma.

El mes pasado, el Gobierno ajustó a la baja su expectativa de expansión de la economía para este año al 2,5%, desde el previo 3,6%.

"El Gobierno reconoció dificultades para llevar a cabo sus principales reformas por efecto de la desaceleración económica y llamó a un 'realismo sin renuncia' que no parece haber logrado disminuir la incertidumbre de diversos sectores", agregó.

Además la encuesta dijo que por primera vez en este mandato, la identificación con la oposición supera a la del Gobierno, con un 34% y un 32%, respectivamente.