Ciudad de México. Para el próximo sexenio, hay que hacer un plan de desarrollo enfocado en movilidad y seguridad jurídica, aseguró Ignacio Morales Lechuga, ex procurador General de la República.

“Se necesita una verdadera reforma de Desarrollo Urbano acompañada de temas de movilidad, medio ambiente, seguridad pública y jurídica para que esta ciudad siga creciendo”, dijo el abogado durante su intervención en el desayuno mensual de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) en Ciudad de México.

En su conferencia "Elecciones y Actividad Inmobiliaria en la República y Ciudad de México", Morales Lechuga destacó que sin este marco legal “tendremos fuga de capitales, una lentitud en el mercado inmobiliario, un golpe intermedio de seis a ocho meses y después volverá a recuperar su ritmo”.

No obstante, la industria es sólida, enfatizó.

“México tiene fortaleza institucional. No le entregamos el control a un solo partido, de suerte que llegue quien llegue siempre tendrá dificultades para negociar algún proyecto legal en el Congreso”, aseguró el también notario público.

Además apuntó los retos que presentará el próximo presidente de México tras las elecciones del próximo 1 de julio:

Es prioritario combatir el rezago social, fortalecer el estado de derecho, seguir fortaleciendo instituciones y elaborar un plan que combata la corrupción “de arriba hacia abajo”.

En este sentido, Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com, aseguró que es necesario actualizar un programa de desarrollo urbano que unifique las políticas de edificación.

“Este plan debe incluir una mayor relevancia a los límites del crecimiento metropolitano y se priorice el uso de los espacios públicos y el derecho a la ciudad”, declaró el experto.

Esto puede ayudar a fortalecer el sector de la vivienda.

“Si hacemos un voto razonado, si todos vamos a votar, podremos definir en la intimidad cada quién el voto. Yo le tengo mucha fe al mercado inmobiliario gane quien gane”, afirmó Morales Lechuga.