Lima. Un descendiente del inca Tupac Amaru II, originario de la región surandina de Cusco, el abogado Baltazar Huallpa, proclamó sus aspiraciones a la presidencia de Perú, liderando el denominado Frente Nacional Velasquista.

El jurista andino resaltó que él es el primer descendiente del linaje de este prócer de la independencia peruana, ejecutado por la Corona española después de una rebelión en contra de las autoridades coloniales en 1781.

Huallpa propone la redacción de una nueva Constitución peruana con la participación de todas las naciones originarias que integran este país multiétnico, con diversas lenguas y culturas, desde tiempos del Imperio Inca.

El jurista andino también resaltó la necesidad de rescatar los aportes del denominado Plan Inca, que puso en marcha el gobierno del general Juan Velasco Alvarado, quien lideró un proceso nacionalista entre los años 1968 y 1975, durante el cual oficializó el idioma quechua de los incas e implementó una reforma agraria a favor de los campesinos indígenas.

El descendiente de los incas se proclamó seguidor del buen gobierno de sus ancestros y reveló sus aspiraciones reivindicacionistas de la cultura y organización socio-económica de los incas, que aún rige en las poblaciones andinas de este país suramericano.

Uno de los obstáculos que deberá vencer el político peruano para llegar a la presidencia del Perú será vencer la densa burocracia de este país que exige a los partidos políticos más de 490 mil firmas para ser reconocidos oficialmente ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Las elecciones generales en Perú se llevarán a cabo el próximo 10 de abril del 2016, comicios durante los cuales los peruanos elegirán al sucesor del actual presidente Ollanta Humala, que dejará el poder el próximo 28 de julio de ese año.