Ciudad de Guatemala. Un deslave en el norte de Guatemala dejó tres niños muertos y otras 12 personas sepultadas en el desastre se temen muertas, dijo en la noche de este martes un funcionario local.

Las fuertes lluvias antes del amanecer provocaron el desastre que sepultó a cuatro casas mientras las familias dormían.

"Ellos han estado atrapados bajo un pesado lodo. Es poco probable que cualquiera esté aún vivo", dijo Sergio Cabañas, director de la defensa civil, a Reuters.

La lluvia y lo inestable del terreno evitaron que los equipos de rescate llegaran al lugar del deslave a pie y equipos han estado removiendo tierra con maquinaria pesada. Los socorristas seguirán buscando víctimas hasta el jueves, dijo Cabañas.

Hasta la noche del martes las autoridades había retirado de entre los escombros los cadáveres de dos niños -de cuatro y seis años- y de una niña de siete años.