Bogotá. En desarrollo de una operación de control y registro, tropas del Ejército, adscritas a la Tercera Brigada, hallaron una fábrica de explosivos improvisados, perteneciente a la Compañía Móvil Víctor Saavedra de las FARC.

Según el reporte militar, los soldados llegaron hasta la vereda La Profunda, en el municipio de Sevilla, Valle, donde luego de sostener combates con los guerrilleros encargados de custodiar el lugar, encontraron un campamento en donde se fabricaban artefactos explosivos improvisados, que eran distribuidos a las diferentes cuadrillas guerrilleras para que realizaran atentados contra la población civil y la Fuerza Pública.

En el sitio se incautó material explosivo entre lo que se encontraba una gran cantidad de minas antipersonales, granadas y proveedores para fusiles, cilindros de gas, anfo, estufas industriales, bultos de insumos explosivos, canecas con metralla, pimpinas con gasolina y ACPM entre otros materiales, todo este material fue destruido de manera controlada por expertos del Grupo Antiexplosivos.

"El uso de estos explosivos está prohibido por el Derecho Internacional humanitario, ya que son armas de destrucción indiscriminada", señaló el Comandante de la Tercera Brigada, general Rafael Alberto Neira Weisner, quien condenó el uso de estos dispositivos y reiteró que continuaran las operaciones con el fin de neutralizar cualquier tipo de atentados contra la población del sector.