Quito. Las Fuerzas Armadas de Ecuador desplegarán 39.000 militares por todo el país para garantizar la seguridad durante las elecciones seccionales que se celebrarán el próximo domingo, informó este lunes la institución.

Unos 11,6 millones de ecuatorianos están convocados a las urnas el próximo domingo para elegir 5.628 dignidades, entre ellos, alcaldes, prefectos y autoridades de gobiernos locales, que ejercerán el cargo por un período de cinco años.

Los militares controlarán 40.178 juntas receptoras del voto, 76 juntas intermedias de escrutinio y 3.301 recintos electorales a nivel nacional.

Para este proceso, se desplegarán 1.856 vehículos, entre ellos, 55 furgones que actualmente se utilizan para el traslado a las 24 provincias del país de las 34,3 millones papeletas electorales que se utilizarán en los comicios y cuya distribución prevéculminar el próximo sábado.

Además, los militares contarán con 50 vehículos para la supervisión de convoyes, con 26 helicópteros, 10 aviones, 170 lanchas, entre otra logística.

La institución añadió que dispone de un sistema de mando desde donde se realizará el control y monitoreo del proceso electoral en tiempo real.

Los comicios serán vigilados además por unos 300 observadores, 150 de ellos del exterior, junto a personalidades de relevancia en el campo de la política, la cultura, la economía, quienes provienen de 31 países, según el Consejo Nacional Electoral.

Los organismos internacionales que participarán con veedores en los comicios pertenecen a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad Andina, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Asimismo, de la Liga Arabe, del Instituto Electoral para una Democracia Sustentable en Africa, de la Comisión Central Electoral de Rusia, del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, el Parlamento Andino, entre otros, que ya tienen misiones de avanzada en Ecuador.