Bogotá, Andina. La Fuerza Aérea y el Ejército de Colombia destruyeron 32 campamentos que las FARC tenían en el selvático departamento de Vichada, en la frontera con Venezuela, desde los que se planeaban ataques contra empresas petroleras.


El Comando General de las Fuerzas Militares señaló que en la llamada Operación Avatar se hallaron 32 campamentos en un sector comprendido entre los poblados de Guerima, Puerto Príncipe y Chupave, que eran usados como alojamientos del frente 16 de las FARC.

Desde esos lugares, señala la información consignada por la agencia DPA, se planificaban "ataques contra la población civil y empresas petroleras" en Vichada.

En uno de esos sitios, al parecer, se coordinó el secuestro de 23 trabajadores de la petrolera canadiense Talisman, ocurrido el pasado 8 de marzo, 22 de los cuales fueron liberados enseguida, en tanto otro permanece en poder de los insurgentes.

Por otra parte, versiones periodísticas procedentes del departamento de Norte de Santander, también fronterizo con Venezuela, hablan de un nuevo atentado con explosivos contra un oleoducto, lo que motivó el derrame de crudo y la contaminación de un río.