México. La Policía Federal (PF) capturó a Jesús Alemán Rosales, alias "El Chuy", presunto líder de un grupo de secuestradores a quienes se les vincula con al menos nueve plagios, así como en el homicidio de dos personas en el estado norteño de Coahuila, informó este martes la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de México.

En un comunicado, la dependencia señaló que el arresto ocurrió el 20 de octubre, en seguimiento a líneas de investigación derivadas de la liberación de una víctima de secuestro efectuada por elementos de la PF.

Diversas organizaciones criminales operan en Coahuila, como los cárteles de drogas de Sinaloa y del Golfo, que se disputan el control territorial, según reportes periodísticos.

La SSP explicó que "los elementos federales implementaron vigilancias fijas y móviles en la calle Sierra Mojada y José Vasconcelos, en el municipio de Torreón (Coahuila), donde se ubicaron dos vehículos tripulados por personas visiblemente armadas cuyas características coincidían con las investigaciones".

De inmediato, indicó la SSP, los policías federales implementaron un dispositivo de seguridad en la zona mediante el cual interceptaron a Alemán Rosales, de 43 años, identificado como líder de este grupo delictivo, quien presuntamente planeaba los secuestros y encabezaba las negociaciones con los familiares de las víctimas.

En este operativo también fueron capturadas tres personas, entre ellas una mujer, quienes presuntamente se encargaban de alimentar y custodiar a las víctimas durante su cautiverio bajo las órdenes de "El Chuy".

Reportes de la PFP indican que este grupo delictivo se caracteriza "por su alto grado de violencia para someter a sus víctimas, a quienes torturan como medida de presión para que familiares cumplan con sus exigencias económicas".

Los detenidos fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), quien dará seguimiento a las investigaciones y determinará la situación jurídica de los presuntos secuestradores.