Interpol detuvo en la noche del lunes en el Aeropuerto de Carrasco a un abogado acusado de integrar una organización terrorista responsable de planear un complot para asesinar al presidente de Bolivia, Evo Morales.

Se trata de un abogado boliviano de 43 años, residente legal uruguayo desde 2o10, que dirigía desde Montevideo su estudio legal, y que fue detenido en momentos en que se disponía a partir hacia Brasil. No estaba armado, aunque según informaron a El Observador fuentes policiales, portaba en su celular fotos “muy fuertes”.

El abogado es acusado de participar en el supuesto complot para asesinar al presidente boliviano Evo Morales, que derivó en un confuso episodio suscitado en el Hotel Atlántico de Santa Cruz de la Sierra en el año 2009, en el que la policía mató en un tiroteo a tres personas acusadas de estar planeando el atentado.

La decisión fue adoptada por el juez de Ciudad de la Costa, aunque le dio vista a la División de Crimen organizado.