Managua. Los policías que balearon por supuesta equivocación a una familia en Nicaragua no estaban uniformados y ya están detenidos, incidente que dejó tres personas muertas, entre ellas dos menores de edad, informó este lunes la jefa policial, Aminta Granera.

La jefa de la Policía Nacional (PN) de Nicaragua afirmó a periodistas que ya se realizan los peritajes para determinar la responsabilidad de los elementos antinarcóticos de la PN, quienes dispararon el pasado 11 de julio contra el vehículo donde se traslaba una familia.

Indicó que los policías se encontraban "agazapados" cuando realizaron los disparos contra el auto donde iban siete personas que retornaban de una servicio religioso.

Granera señaló que las investigaciones sobre el caso se extenderán al menos dos días.  

La funcionaria policiaca expresó lo anterior al visitar la vivienda donde son velados los tres integrantes de la familia Reyes en la localidad de Las Jagüitas en el departamento de Managua donde se encuentra la capital del país.

Reiteró en el lugar lo explicado en un comunicado la víspera por la corporación, que el conductor del automóvil de nombre Milton Reyes no atendió las indicaciones de detenerse, por lo que los policías abrieron fuego en su contra.

La PN reportó la víspera que dio de baja de forma "deshonrosa" a los policías por atacar el auto donde iban estas personas.

Catorce oficiales antidrogas de Nicaragua están detenidos y bajo investigación, luego de que la noche del sábado anterior dispararon por equivocación contra un vehículo en el que viajaba una familia.
La miembro de la vocería de la PN, comisionada mayor Magda Fonseca, dijo que los 14 agentes antinarcóticos se encuentran detenidos en las celdas preventivas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de Managua.

El sábado anterior, tras los disparos de los agentes antinarcóticos contra un vehículo que no obedeció la orden de detenerse en la comarca "Las Jagüitas", de Managua, perecieron tres miembros de la familia Reyes, incluidos dos menores de edad, y dos más resultaron heridos.

Fonseca señaló que el vehículo en el que viajaban las víctimas presentaba "características similares a un carro donde pasarían con un cargamento de cocaína por el lugar (Las Jagüitas)"; sin embargo, el conductor, identificado como Miltón Reyes, "no obedeció la señal de alto y por eso dispararon".

En el trágico hecho perecieron José Reyes de once años, Aura Reyes de diez años (ambos hijos de Reyes), y Katherine Ramírez de 22 (cuñada de Milton). Los dos primeros fallecieron al llegar a un hospital al este de la capital la noche del sábado, y la tercera víctima, en otro hospital al oeste de Managua la madrugada del domingo.

Otras dos víctimas, Miriam Guzmán, de cinco años, y a Axel Reyes (hijo de Milton), de doce años, sufrieron heridas graves y están todavía en el hospital de la niñez "La Mascota", en la parte sureste de Managua.
La mañana de este lunes un grupo de amigos y familiares exigió a Granera "justicia" frente a la sede central de la PN en la capital, mientras la jefa policial informó que las investigaciones continúan en el lugar de los hechos, donde todavía permanecen los agentes de investigación.